Buscar

Muchaclase

español en la uam

Etiqueta

escritores

Sitios de Madrid

En los comentarios de esta entrada iremos dejando los sitios o eventos que cada uno ha descubierto desde que llegó a Madrid. Que nadie se olvide de incluir:

  1. dónde está; 
  2. cómo se llama;
  3. qué puedes hacer allí y
  4. por qué le gusta.

(Además de esos 4 puntos, se puede añadir todo lo que se quiera, claro).

GómezdelaSerna

(Ilustración de Kike Ibáñez para eresmadrid.com)

Un epitafio para Mimoso

“[…] la vida es muy triste para los que no tienen corazón. Nadie los quiere.”  (Silvina Ocampo)

Mimoso es un relato de Silvina Ocampo que podéis leer aquí.

Y ahora, como hemos dicho en la clase, cada uno escribirá un epitafio para Mimoso (abajo, en los comentarios):

 

94- La verdad de la invención

El que no inventa, no vive. Son palabras del discurso que Ana María Matute leyó el 27 de abril pasado, cuando el rey don Juan Carlos le entregó el Premio de Literatura en Lengua Castellana ‘Miguel de Cervantes’ del año 2010.

Ana María Matute tiene 85 años y parecía que nunca le darían el gran premio de las letras en español, pero por fin llegó. La escritora estaba feliz y, al mismo tiempo, muerta de miedo por el discurso que tendría que leer, según confesó ella misma.

A mí, sus palabras me encantaron y, especialmente, la frase que he destacado. Todo el discurso giró en torno a las invenciones con las que la escritora ha vivido toda su vida: lleva inventando desde que era muy niña.

Con gran sentimiento habló de su gran y único amigo de la infancia, Gorogó, el muñeco que su padre le trajo de Londres cuando ella tenía cinco años y que aún hoy le acompaña a todas partes:

“Gorogó, estás aquí —mi mejor invento—, estás a mi lado, viejo amigo, en este día inolvidable, con tu ojo derecho ya nublado, como el mío, aunque ya no luzcas aquellos cabellos negros, hirsutos, de limpiachimeneas dickensiano, aunque falten los botones de tu frac azul… ¡Cómo nos parecemos, Gorogó!”

Con humor describió su “osadía” a los dicienueve años, cuando aún llevaba calcetines -según la moda de entonces-: todos los días se iba hasta la editorial Destino con su primera novela bajo el brazo, que llevaba escrita a mano en un cuaderno de los de la posguerra.

También habló de la invención del “arzadú”, una flor que traía locos a los estudiosos de su obra porque no la encontraban por ningún lado, y de cómo ella no les reveló su verdadero origen:

“Desde aquí les pido perdón a aquellas gentes de buena voluntad. Tómenlo como lo que era: una invención más. La había introducido no sólo en algunos de mis cuentos, sino también en alguna novela; y, al fin, yo me lo creía, y me lo creo: el arzadú brota cada primavera, o cada otoño, en las vastas y ahora ya remotas colinas de los sueños”.

Sus palabras finales fueron consecuentes con esta travesura de niña inventora:

“Y me permito hacerles un ruego: si en algún momento tropiezan con una historia, o con alguna de las criaturas que trasmiten mis libros, por favor créanselas. Créanselas porque me las he inventado”.

Releyendo los cuentos de Ana María Matute, me he encontrado con este que podéis leer aquí y, por supuesto, me lo he creído.

 

52- Vargas Llosa, Nobel de Literatura

ESTE AÑO COMENZAMOS el curso de español con un auténtico notición: la Academia Sueca ha premiado a Mario Vargas Llosa con el Premio Nobel de Literatura, así que el español está de fiesta. Hacía veinte años que un escritor en lengua española no recibía esta distinción.

Vargas Llosa es un escritor peruano (y español desde 1993) muy conocido y leído en todo el mundo. Es el autor de novelas como Los cachorros, La ciudad y los perros, La tía Julia y el escribidor, La guerra del fin del mundo y muchas otras.

Vargas Llosa ejerce además como periodista y publica todos los domingos una columna en el diario El País. En la última, de ayer mismo, relata cómo se enteró de que había ganado el Nobel: el secretario de la Academia Sueca lo llamó a casa para decírselo, pero él pensó que podía ser una broma y no se lo creyó hasta que vio la noticia, catorce minutos después, colgada en internet.

Para los que no hayan leído nunca a este escritor, y como mínima presentación, aquí están las primeras líneas de una de sus novelas más conocidas y emblemáticas , Conversación en La Catedral (1969):

[note]

DESDE la puerta de “La Crónica” Santiago mira la avenida Tacna, sin amor: automóviles, edificios desiguales y descoloridos, esqueletos de avisos luminosos flotando en la neblina, el mediodía gris. ¿En qué momento se había jodido el Perú? Los canillitas merodeaban entre los vehículos detenidos por el semáforo de Wilson voceando los diarios de la tarde y él echa a andar, despacio, hacia la Colmena. Las manos en los bolsillos, cabizbajo, va escoltado por transeúntes que avanzan, también, hacia la Plaza San Martín. Él era como el Perú, Zavalita, se había jodido en algún momento. Piensa: ¿en cuál? Frente al Hotel Crillón un perro viene a lamerle los pies: no vayas a estar rabioso, fuera de aquí. El Perú jodido, piensa, Carlitos jodido, todos jodidos. Piensa: no hay solución. (…)

[/note]

[help]

¿Has leído algo de Vargas Llosa? ¿Conoces algo de la vida y del pensamiento de este intelectual? ¿Qué te sugiere la fotografía que ilustra Conversación en La Catedral? Déjanos tu comentario para que todos podamos leerlo.

[/help]

27- Quiero leer en español, pero… ¿qué?

ENTRE LOS DIFERENTES “CAMINOS” para aprender español que comentamos aquí y en las clases, aparecieron las lecturas. Y entonces surgió la pregunta: leer, sí, pero ¿qué?

Dejo aquí la lista de los libros que estuvimos hojeando y algunos más. La lista es subjetiva, incompleta, anárquica y refutable. Incluye diferentes géneros para que cada uno elija a su gusto. El objetivo principal es servir de simples sugerencias. Uno puede entrar en una librería buscando alguno de estos títulos y en la sección donde estén colocados, encontrar quizá otros que le atraigan más.

En un nivel A2 podéis empezar “atacando” los tres primeros, que son algo más sencillos. Y a partir de ahí, ¡bienvenidos al placer de la lectura en español!

– Sergi Pàmies, Si te comes un limón sin hacer muecas (relatos breves).

– Gabriel García Márquez, El coronel no tiene quien le escriba (novela).

– Rafael Alberti, Marinero en tierra (poesía).

– Miguel Mihura, Maribel y la extraña familia (teatro, humor).

– Gabriel García Márquez, Relato de un náufrago (novela).

– Pablo Neruda, Odas elementales (poesía).

– Carmen Martín Gaite, Caperucita en Manhattan (novela).

– Guillermo Summers y G. Summers G., La loca historia de España (historia de España, humor, cómic).

– Augusto Monterroso, La oveja negra y demás fábulas (fábulas breves, humor).

– Ignacio Martínez de Pisón, El tiempo de las mujeres (novela).

– Eduardo Mendoza, El misterio de la cripta embrujada (novela).

– Francisco Ibáñez, Mortadelo y Filemón (cómic, humor, numerosos títulos).

– Luis Señor, Diccionario de citas (existen muchas recopilaciones de citas célebres).

Esta lista puede hacerse inmensa como el mar gracias a las aportaciones de todos. ¿Has leído algún libro en español? ¿Te gustó? ¿Se lo aconsejarías a alguno de tus compañeros, a alguien que quiere leer algo y no sabe qué? Deja tu recomendación y tus razones para ello en los comentarios y mucha gente se beneficiará de tus sugerencias.

Si alguien elige leer algo de la lista de arriba, que también nos cuente sus impresiones, un resumen del argumento (¡pero nunca el final de la historia!) para dar una idea del tema, su opinión sobre si merece la pena leerlo o no… y todo lo que se le ocurra. ¡Gracias por colaborar y ayudar a los demás!

Blog de WordPress.com.

Subir ↑