Buscar

Muchaclase

español en la uam

Etiqueta

palabras

¿Quién no podía ver el Azul?

COLABORACIÓN DE FEDERICO

Era el siglo XIX cuando un estudiante de historia y literatura clásica, llamado William Gladstone, notó por primera vez que en “La Odisea” Homero describe frecuentemente el mar como si fuera “colorado de vino rojo oscuro”. Ademas, esta no es la única extrañeza sobre los colores en la máxima obra de la poesía griega antigua.

Aunque el poeta ciego escribió miles de páginas más, y describió con cuidado extremo todos los detalles sobre la ropa con la que sus personajes se vestían, las armas que tenían, las expresiones faciales, los animales y más, y todo tiene un nivel de precisión única, su descripciones de los colores son ambiguas. En particular, nunca se habla del color azul.

Ya que tenia curiosidad sobre este hecho peculiar, Gladston empezó a buscar el azul en otros textos griegos contemporáneos a la Odisea, y la conclusión fue la misma: nunca había nada descrito así. En aquella época, la palabra “azul” no existía, y tampoco “rojo” y “verde” eran comunes.

Este descubrimiento de Gladstone no está unicamente restringido a la literatura griega antigua. Varios filólogos después estudiaron este problema, y descubrieron que la escasez de los colores fue común en todas las culturas de ese periodo.

Finalmente, los antropólogos descubrieron que cada idioma al principio tenía solamente una palabra para decir “blanco” y una para “negro”. Posteriormente nacieron el rojo, y después el verde y el amarillo. Solamente al final, apareció el azul.

La pregunta que surge ahora es la siguiente: si alguien no conoce una palabra para describir un color, ¿puede ver ese mismo color? O quizás, por otra parte, ¿el lenguaje que tenemos puede condicionar de manera tan enorme la realidad que sentimos?

Un investigador, Guy Deutscher, hizo un experimento para clarificar esta cuestión. El nunca enseñó la palabra “azul” ni tampoco el concepto de “ser azul” a un grupo de niños. Cuando ellos fueron bastante grandes para poder hablar y comprender las preguntas, él los interrogó acerca de qué color era el cielo.

Los niños no tenían ni idea. Para ellos el cielo era incoloro. Algunos dijeron que es blanco, otros verde claro y solamente dos se preguntaban si quizás fuera de un color diferente.

Un investigador más, Jules Davidoff, viajó a Namibia para intentar resolver definitivamente esta cuestión. Allí en África, él condujo un experimento con miembros de la tribu Himbas, gente que todavía hoy no tiene una palabra para el azul.

Cuando él les enseñó once cuadrados verdes y uno azul, ellos tampoco pudieron decidir cuál es de un color diferente, exactamente como los niños de antes. Pero, por el contrario, los Himbas tienen más de cuarenta palabras diferentes para decir verde.

Por esto, cuando en el mismo tipo de experimento miran a once cuadrados verdes, y uno de un verde distinto, pueden inmediatamente señalar el que es diferente.

¿Y tú? ¿Puedes hacer lo mismo? ¿Qué cuadrado es de un color diferente? ¿Lo puedes adivinar a primera vista? Para la mayoría de nosotros, ¡esta es una pregunta verdaderamente difícil!

verdes

Y esta es la respuesta:

unicoverde

En conclusión, yo creo que es verdad que el lenguaje que una persona tiene puede influenciar mucho la percepción del mundo que está a nuestro alrededor.

Habiendo dicho esto, os dejo imaginar cuántos colores no podéis ver, simplemente porque no hay palabras equivalentes en vuestro idioma.

Nota final:

Ese texto no es muy original. La lectura del artículo “No one could see the color blue until modern times”, de Kevin Loria, me influyó mucho, y por esto algunos trozos de este texto son una simple traducción al español de ese otro.

Anuncios

Veinte palabras para un marcapáginas

bibl

La Biblioteca de la UAM ha organizado un concurso para elegir la frase que aparecerá este año en su marcapáginas del Día del Libro.

La frase debe tener veinte palabras como máximo y tiene que ser una reflexión sobre los libros o las bibliotecas. Los seguidores del Facebook o el Twitter de la Biblioteca votarán para elegir la mejor y su autor se llevará una tablet y algunas cosillas más que no se detallan en las bases.

¿Quién de vosotros no es capaz de escribir una frase de veinte palabras? ¡A por la tablet!

Algo mejor que un falso amigo

¿Hay algo mejor que un falso amigo? Pues dejando claro que hablamos de los falsos amigos lingüísticos, mejor que uno, muchos. Eso es lo que encontramos en la web de Falsos Amigos, en la que con mucha gracia y talento Ignacio Aguirre está construyendo una entretenida colección.

El primero de ellos es un clásico entre los españoles que aprendemos inglés: confundir soap con nuestra rica y caliente sopa, con los delirantes malentendidos que ello suele provocar:

También el alemán tiene una palabra que, a primera vista, cualquier español supone que entiende perfectamente, Alt, pero que no significa alto:

La web de Ignacio es joven todavía: ¿le ayudamos a encontrar más falsos amigos? ¿Quieres participar en crear una buena lista? Entonces deja en los comentarios esa palabra española que tú veías (o ves) tan parecida a una del portugués, del francés, del rumano, del italiano, ¿del polaco también?, ¿del húngaro?, ¿del turco? … y que resulta que significan cosas ¡bastante diferentes!

53- Más claro que el agua

DESDE HACE CUATRO AÑOS, el 15 de octubre se celebra el Blog Action Day, un día en que blogueros de todo el mundo escriben un post sobre un tema que previamente han acordado. Este año el tema elegido fue el agua y me pareció una causa a la que Muchaclase debía unirse.

No voy a dar números de cuántos millones de personas viven sin acceso a agua potable, ni de cuántos niños mueren por beber aguas contaminadas, porque por muy altos que sean (y lo son), no dejan de ser simples números. A mí me basta con saber que son muchos los seres humanos que no disponen de algo tan esencial para la vida; la cantidad exacta es irrelevante: lo esencial es que estamos ante una injusticia inadmisible que no podemos consentir, y por eso he querido involucrar a este blog.

"La ola silenciosa", Alfredo Sábat

Que el agua es algo esencial para la vida humana (y no humana) tiene su reflejo en el lenguaje y en las numerosas expresiones que incorporan esa palabra. En español podría decirse, curiosamente, que las personas que sufren escasez de agua viven con el agua al cuello, queriendo significar con ello que viven situaciones extremas en las que incluso pueden llegar a perder la vida.

Iniciativas como la del “Blog Action Day” de 2010 contribuyen a concienciar a la gente para que un día este drama mundial sea agua pasada, es decir, un problema solucionado y olvidado. Yo he querido participar con Muchaclase para que la iniciativa no se quede en agua de borrajas, es decir, en un plan inútil y sin importancia. Cuantas más personas conocen un problema, más fuerzas se suman para trabajar en arreglarlo: eso está más claro que el agua.

[help]

Y tú, ¿qué harías para ayudar a tantas personas que viven sin agua corriente ni potable? ¿Alguna vez te has visto viviendo en esas condiciones? ¿Qué te parece la idea del “Blog Action Day”? ¿Conoces otras iniciativas humanitarias a las que Muchaclase podría sumarse? ¿Conoces otras expresiones en español con “agua”?

[/help]

49- ¿Cuál es tu palabra favorita?

EL PRÓXIMO 19 DE JUNIO se va a celebrar El día del Español y, con ese motivo, el Instituto Cervantes invita a todo el mundo a elegir su palabra favorita en español. Puedes proponer la que más te guste y añadir un vídeo, un pictograma o un texto en el que expliques por qué la prefieres:

Proponer una palabra

Hasta el día 19 hay una votación en marcha, y ese día, finalmente, se sabrá la palabra “ganadora”. En este momento, los diez primeros puestos los ocupan ARREBAÑAR, GAMUSINO, INFINITO, REPÚBLICA, TRAGALDABAS, SUEÑO, CACHIVACHE, BULLICIO, TIQUISMIQUIS, LIBERTAD. ¿Te gusta alguna? ¡Pues vótala!

Así quedaron las cosas el año pasado:

"Malevo", ganadora de El Día E - 2009

Quizá algunos estén pensando: ¿Y si no me gusta ninguna palabra de las que están en el diccionario? ¡No hay problema! En el Ficcionario se recogen palabras inventadas y se votan hasta que el 19 haya una ganadora:

Ficcionario

En el Ficcionario están apareciendo palabras muy ingeniosas que a veces son una interesante solución para llenar algunos huecos del diccionario. Seguro que la Real Academia agradece que le echen una manita para decidir, por ejemplo, cómo llamar al pendrive en español:

twitter.com/eldiae

twitter.com/eldiae
twitter.com/eldiae

¿Cuál es tu palabra favorita? Envíala a El Día E y, si quieres ver cómo sube hacia los primeros puestos, avísanos y la votaremos. ¡Suerte!

44- La nube de palabras del volcán

ESE VOLCÁN ISLANDÉS, el Eyjafjalla, que entró en erupción el mes pasado después de casi doscientos años, sigue hoy con su actividad totalmente indiferente a los problemas que su nube de cenizas les está causando a los pobres humanos.

Esta es la nube de palabras que dejan las noticias de hoy:

¿Alguna vez te habían preguntado qué te parecen los volcanes islandeses? 😛 Pues yo ahora te lo pregunto. 🙂 Cuéntanoslo en los comentarios. Dinos si has estado alguna vez en Islandia o si has visto de cerca algún volcán (en activo o no).

ACTUALIZACIÓN – Esta es la columna de Raúl del Pozo que hemos leído en la clase: Ceniza sobre Europa.

37- Toros (I): ¿cuánto sabemos?

CUANDO ALGUIEN QUIERE conocer a fondo algún aspecto relacionado con el mundo de los toros, es frecuente recomendarle que comience consultando “el Cossío”. Con este nombre se conoce a la obra titulada Los toros. Tratado técnico e histórico, que José María de Cossío comenzó a publicar en 1943.

“El Cossío” se ha ido actualizando, ampliando y reeditando a lo largo de los años, y en la última edición se compone de 30 volúmenes.

Nosotros no vamos a leer “El Cossío”, pero vamos a intentar saber algo más sobre toros colaborando entre todos. Se trata de buscar una información cualquiera en los enlaces de abajo y colocarla en este mural, para que así todos podamos leerla.

Estos son los enlaces:

– breve explicación de en qué consiste una corrida;

el arte del toreo: textos didácticos acompañados de dibujos y esquemas;

serie de documentales que cubre todos los aspectos del mundo del toro y del toreo;

breves reportajes extraídos de un programa de televisión dedicado a los toros;

diccionario de términos taurinos, con fotografías. Sería bueno averiguar qué significan barrera, ruedo, puntilla, arrastre, aviso, tercio, capote, faena, banderilla o cartel.

Como introducción al tema, dejo aquí un resumen, elaborado a cámara lenta, de la faena de Morante de la Puebla el 21 de mayo de 2009 en la plaza de toros de Las Ventas, en el que se le ve toreando con el capote, con la muleta y recogiendo el trofeo (una oreja) que se le concedió.

30- Adviento: se acerca la Navidad

EL AYUNTAMIENTO DE MADRID se ha metido este año a académico de la lengua y acaba de presentar su definición de “Navidad”. Aquí está:

Son siete palabras que lo mismo podrían servir para definir y promocionar Disneylandia que un viaje a París de un fin de semana de duración.

En definitiva, que en mi modesta opinión, este vídeo no pasará a los anales de la historia audiovisual ni por su brillantez (a pesar de las luces) ni por su imaginación.

¿O estoy exagerando?

El vocabulario en torno a la Navidad, tal y como se celebra en España, es muy rico, tanto en lo que se refiere al aspecto religioso como a las tradiciones paganas que se entremezclan en estos días. 

Quizá sería más propio hablar de “período navideño”, ya que para los españoles, las navidades son una época del año que empieza el 22 de diciembre y se extiende hasta el 6 de enero.

El último día del trimestre lo dedicaremos a la Navidad. Para preparar esa clase, dejo aquí un “vocabulario básico”: vuestra misión es investigar qué significan estas palabras y expresiones y averiguar todo lo posible en torno a las tradiciones navideñas españolas.

N A V I D A D

29- ¿Te acuerdas de mí?

HE CONOCIDO A ALGUNAS PERSONAS con una memoria prodigiosa, admirable, una memoria de elefante. Sin embargo, esta entrada tiene una dedicatoria especial: para todos los despistados, para los distraídos, para los que siempre están en las nubes, para los que están en Babia, para los que piensan en las musarañas y para los auténticos desmemoriados 🙂

En español hay dos verbos que significan algo así como guardar en la memoria: acordarse y recordar. Para expresar ese significado, cualquiera de los dos nos sirve. Ninguno es “mejor” que el otro. Si vamos a utilizarlos, lo único que hay que tener en cuenta es que funcionan de modo diferente.

Acordarse es un verbo pronominal. ¿¿Qué significa eso?? Pues que es un verbo terminado en -se y que, por tanto, siempre se usa acompañado de los pronombres correspondientes: yo me acuerdo, tú te acuerdas, él se acuerda, etc. Además, siempre va seguido de la preposición de:

Mis primos siempre se acuerdan de felicitarme el día de mi cumpleaños.

Recordar es un verbo que, usado con el mismo significado que acordarse de, no lleva pronombres ni preposiciones (salvo una a cuando se menciona a una persona):

Recuerdo tus palabras perfectamente.

¿Recordáis a la mujer que subió al tren con nosotros?

Todo esto significa que hay frases que no podemos decir en español. Por ejemplo, no es posible esta respuesta:

+  ¿Te acuerdas de la fecha del examen?     *  No me recuerdo

sino

No me acuerdo (de la fecha)No la recuerdo.

Para una explicación más académica, aquí podéis leer la acepción nº 3 de “acordarse” del Diccionario Panhispánico de Dudas de la RAE.

Y para terminar, un pequeño video que os gustará. En las clases nos hemos fijado también en estas expresiones habituales en la conversación informal.

[help]

¿Qué otros verbos te dan problemas a la hora de usarlos correctamente? Si lo escribes en los comentarios, podemos dedicarles un próximo post para explicarlos. ¡Gracias!

[/help]

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑