Buscar

Muchaclase

español en la uam

Etiqueta

léxico

Algo mejor que un falso amigo

¿Hay algo mejor que un falso amigo? Pues dejando claro que hablamos de los falsos amigos lingüísticos, mejor que uno, muchos. Eso es lo que encontramos en la web de Falsos Amigos, en la que con mucha gracia y talento Ignacio Aguirre está construyendo una entretenida colección.

El primero de ellos es un clásico entre los españoles que aprendemos inglés: confundir soap con nuestra rica y caliente sopa, con los delirantes malentendidos que ello suele provocar:

También el alemán tiene una palabra que, a primera vista, cualquier español supone que entiende perfectamente, Alt, pero que no significa alto:

La web de Ignacio es joven todavía: ¿le ayudamos a encontrar más falsos amigos? ¿Quieres participar en crear una buena lista? Entonces deja en los comentarios esa palabra española que tú veías (o ves) tan parecida a una del portugués, del francés, del rumano, del italiano, ¿del polaco también?, ¿del húngaro?, ¿del turco? … y que resulta que significan cosas ¡bastante diferentes!

37- Toros (I): ¿cuánto sabemos?

CUANDO ALGUIEN QUIERE conocer a fondo algún aspecto relacionado con el mundo de los toros, es frecuente recomendarle que comience consultando “el Cossío”. Con este nombre se conoce a la obra titulada Los toros. Tratado técnico e histórico, que José María de Cossío comenzó a publicar en 1943.

“El Cossío” se ha ido actualizando, ampliando y reeditando a lo largo de los años, y en la última edición se compone de 30 volúmenes.

Nosotros no vamos a leer “El Cossío”, pero vamos a intentar saber algo más sobre toros colaborando entre todos. Se trata de buscar una información cualquiera en los enlaces de abajo y colocarla en este mural, para que así todos podamos leerla.

Estos son los enlaces:

– breve explicación de en qué consiste una corrida;

el arte del toreo: textos didácticos acompañados de dibujos y esquemas;

serie de documentales que cubre todos los aspectos del mundo del toro y del toreo;

breves reportajes extraídos de un programa de televisión dedicado a los toros;

diccionario de términos taurinos, con fotografías. Sería bueno averiguar qué significan barrera, ruedo, puntilla, arrastre, aviso, tercio, capote, faena, banderilla o cartel.

Como introducción al tema, dejo aquí un resumen, elaborado a cámara lenta, de la faena de Morante de la Puebla el 21 de mayo de 2009 en la plaza de toros de Las Ventas, en el que se le ve toreando con el capote, con la muleta y recogiendo el trofeo (una oreja) que se le concedió.

31- ¿Qué te molaría?

INFINITAS COMO LA IMAGINACIÓN  de las personas son las respuestas a esta pregunta.
http://www.molaria.es

Y en Molaría lo saben. Ellos, como buenos creativos y agentes de publicidad, también tienen sus “molaría”:

Y no solo eso, sino que además han creado un espacio para los visitantes que quieran escribir y compartir sus “molaría”.

Ahí podemos leer sueños románticos -Molaría que tus besos empezaran un jueves y terminaran un miércoles-,

fantasías impacientes -Molaría muchísimo que inventaran el teletransporte de una vez-,

trabalenguas -Molaría que esto que pongo fuese el molaría que más molase de todos los molarías que se han escrito en esta web de molarías-,

aspiraciones políticas -Molaría que el Estado dejara de controlar a la Sociedad y que la Sociedad controlara al Estado,

o desilusiones amorosas -Molaría que las medias naranjas no acabasen convirtiéndose en limones-.

Y AHORA, ¿QUÉ?

Corre a leer aquí otros “molaría” o escribe tú mismo los tuyos. No tienes que registrarte. Hagas lo que hagas (elegir los “molaría” que más te gusten o escribir los tuyos propios), déjanos una copia o un link en los comentarios para que todos los disfrutemos.

¿MOLA?

30- Adviento: se acerca la Navidad

EL AYUNTAMIENTO DE MADRID se ha metido este año a académico de la lengua y acaba de presentar su definición de “Navidad”. Aquí está:

Son siete palabras que lo mismo podrían servir para definir y promocionar Disneylandia que un viaje a París de un fin de semana de duración.

En definitiva, que en mi modesta opinión, este vídeo no pasará a los anales de la historia audiovisual ni por su brillantez (a pesar de las luces) ni por su imaginación.

¿O estoy exagerando?

El vocabulario en torno a la Navidad, tal y como se celebra en España, es muy rico, tanto en lo que se refiere al aspecto religioso como a las tradiciones paganas que se entremezclan en estos días. 

Quizá sería más propio hablar de “período navideño”, ya que para los españoles, las navidades son una época del año que empieza el 22 de diciembre y se extiende hasta el 6 de enero.

El último día del trimestre lo dedicaremos a la Navidad. Para preparar esa clase, dejo aquí un “vocabulario básico”: vuestra misión es investigar qué significan estas palabras y expresiones y averiguar todo lo posible en torno a las tradiciones navideñas españolas.

N A V I D A D

29- ¿Te acuerdas de mí?

HE CONOCIDO A ALGUNAS PERSONAS con una memoria prodigiosa, admirable, una memoria de elefante. Sin embargo, esta entrada tiene una dedicatoria especial: para todos los despistados, para los distraídos, para los que siempre están en las nubes, para los que están en Babia, para los que piensan en las musarañas y para los auténticos desmemoriados 🙂

En español hay dos verbos que significan algo así como guardar en la memoria: acordarse y recordar. Para expresar ese significado, cualquiera de los dos nos sirve. Ninguno es “mejor” que el otro. Si vamos a utilizarlos, lo único que hay que tener en cuenta es que funcionan de modo diferente.

Acordarse es un verbo pronominal. ¿¿Qué significa eso?? Pues que es un verbo terminado en -se y que, por tanto, siempre se usa acompañado de los pronombres correspondientes: yo me acuerdo, tú te acuerdas, él se acuerda, etc. Además, siempre va seguido de la preposición de:

Mis primos siempre se acuerdan de felicitarme el día de mi cumpleaños.

Recordar es un verbo que, usado con el mismo significado que acordarse de, no lleva pronombres ni preposiciones (salvo una a cuando se menciona a una persona):

Recuerdo tus palabras perfectamente.

¿Recordáis a la mujer que subió al tren con nosotros?

Todo esto significa que hay frases que no podemos decir en español. Por ejemplo, no es posible esta respuesta:

+  ¿Te acuerdas de la fecha del examen?     *  No me recuerdo

sino

No me acuerdo (de la fecha)No la recuerdo.

Para una explicación más académica, aquí podéis leer la acepción nº 3 de “acordarse” del Diccionario Panhispánico de Dudas de la RAE.

Y para terminar, un pequeño video que os gustará. En las clases nos hemos fijado también en estas expresiones habituales en la conversación informal.

[help]

¿Qué otros verbos te dan problemas a la hora de usarlos correctamente? Si lo escribes en los comentarios, podemos dedicarles un próximo post para explicarlos. ¡Gracias!

[/help]

17- ¿Cuál es la diferencia entre QUIZÁ y QUIZÁS?

NINGUNA. Sí, ya sé que eso no parece una explicación, pero es la pura verdad. Siempre que doy esta respuesta los estudiantes me miran con cara de eso no te lo crees ni tú.

En estos casos, lo mejor es consultar a la Real Academia Española (RAE) y dejarle la última palabra. Y en su diccionario de dudas afirma que no hay ninguna diferencia y que a quizás se le añadió una -s por influencia de otros adverbios que terminan así (además, detrás, jamás, …).

El hablante escoge libremente la forma que más le gusta. Es verdad que, en algunas ocasiones, una frase puede sonar mejor o ser más fácil de pronunciar con una forma u otra; pero no conozco ningún recuento que demuestre que una se utiliza más que la otra.

Y así escogió el músico cubano Osvaldo Farrés, un tipo capaz de conquistar a su esposa a través de la radio, haciéndole escuchar un bolero que acababa de componer para ella (el inmortal Toda una vida).

Parece que a Farrés, no sabemos por qué, le gustaba más una -s al final, y ¿quizá? para dejarlo bien claro, en 1947 tituló triplemente así su famosísimo Quizás, quizás, quizás.

Decenas de artistas han cantado este tema. Una de las versiones “clásicas” es la del conocidísimo trío Los Panchos con Eydi Gormé:

Igual de inolvidable es, para muchas personas, la interpretación de Nat King Cole, que aunque no sabía español, ¡grabó varios discos en este idioma! Cole tenía una voz aterciopelada y un maravilloso acento norteamericano. En España y en Hispanoamérica lo adoraban (mi madre lo sigue haciendo):

Pero aquí no acaba la historia de Quizás, quizás, quizás.

Loewe Quizás quizás quizásSi la canción te ha gustado, entonces tienes que saber que estás en la misma onda que la firma de lujo Loewe, creadora de un perfume con ese mismo nombre: “Es la primera vez en la historia de las fragancias en que una canción es la fuente de inspiración de un perfume”. Ahí queda eso.

Y por si fuera poco, Loewe compró todos los derechos de la canción de Osvaldo Farrés y creó un original anuncio televisivo, con ella como banda sonora, y un guión inspirado en la letra. ¿Se habría imaginado Osvaldo algo así? Quizás, quizás, quizás

1- Adivina, adivinanza…

ADIVINA QUÉ TIENEN EN COMÚN estos individuos: los que se mueren de aburrimiento en clase, los que tienen cinco o seis años de edad, los que usan los aseos públicos, los que andan por la calle sin saber muy bien qué hacer con su tiempo, … ¿Alguna idea?

Pues sí, hay algo que comparten: algunos de ellos escriben. Me refiero a que escriben en las paredes, en las mesas, en los coches, en las puertas o donde sea. A los niños les gusta poner su nombre junto a un monigote. Los mayores dejan profundos mensajes del tipo Viva yo Lávalo, guarro (en el parabrisas o el capó de algún coche polvoriento) y otros que, por pudor, prefiero no reproducir (especialmente en el baño de la facultad o de un bar de carretera).

Entre todos ellos, el más ingenioso (?) es ese que dice Tonto el que lo lea.

 

http://www.adartcat.com/somos/helena/comment-page-6/
FUENTE: adartcat.com

 

¿Cuántos millones de manos habrán repetido esa frase sobre cuántos miles de paredes, puertas, bancos, asientos de autobús o libros de texto? Es tan popular que las librerías Gandhi de México tienen su propia versión publicitaria:

 

(Gandhi 2006)

 

Empecemos, pues, a fabricar nuestro blog entre todos. ¿Tienes una cámara? ¿No? Entonces, seguro que tienes un móvil, y ese móvil muy probablemente llevará una cámara incorporada. Pues en marcha: ¿quién nos envía las mejores fotografías comentadas de lo que ha encontrado escrito por ahí? Participa y no te quedes ahí mirando, leyendo el blog sin escribir ni una letra. O pronto nos oirás a todos gritando detrás de ti: ¡Lector el que sólo lea…!

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑