Buscar

Muchaclase

español en la uam

Etiqueta

vida cotidiana

Lost in Translation

Colaboración de ROBERTO y TASUKU

Queremos hablar de algunas diferencias entre Italia, España y Japón. Tratamos este tema porque somos un japonés que ahora mismo vive en España y un estudiante de la lengua japonesa, italiano, que hizo un programa de intercambio en Tokio. Tenemos como objetivo entender estas culturas.

Está claro que cada país y cada ciudad tiene sus propias diferencias y no queremos hablar de estereotipos, tampoco queremos faltar al respeto, solo vamos a tratar los aspectos más generales. Queremos hablar de lo más divertido, lo particular que encontramos entre nuestras costumbres y manera de ver el mundo, porque pensamos que nuestra manera de pensar se ve reflejada en nuestras culturas.
Vamos a empezar con un esquema:

lewis

Este es un esquema que hizo Sir William Arthur Lewis, un economista caribeño, ganador del Premio Nobel de Economia. Aunque se solía utilizar en estudios económicos para entender como relacionarse con el comercio de otros países, demuestra que Italia y España tienen una cultura similar, al contrario de Japón. Por eso, vamos a hablar de la cultura española e italiana como si fueran una cultura única (no obstante, os repetimos, estamos seguro de que cada pueblo en el mundo tiene sus propias costumbres).

Vamos a empezar analizando un dia de un español. Generalmente se levanta a las 8:00 y desayuna a las 8:30. Luego come a las 14:00 y, después de eso, se echa una siesta a las 16:00. Si tiene hambre por la tarde, toma la merienda a las 18:00, y cena despues de las 21:00. Más o menos, es igual en Italia.

En cambio, un japónes suele levantarse a las 7:00 y desayuna a las 7:30. Es mas temprano que los españoles probablemente porque se empiezan las escuelas o las compañías a las 8 y media o a las 9:00, así que hay que salir de casa más temprano para no llegar tarde ni perder el tren o el bus. Luego se suele comer a las 12:00, pero después de eso, no se echa una siesta. Si tiene hambre por la tarde, un japónes también toma la merienda, pero a las 15:00. Finalmente cena a las 19:00. Según lo que miramos, se puede decir que los japoneses comen más temprano.

Además podemos decir que, frente al desayuno japonés, el de Europa mediterránea es más ligero, porqué los japoneses desayunan con arroz, sopa de miso, pescado, té verde etc. mientras los españoles y los italianos solo con café y algo pequeño para comer.

Como no hay la costumbre de echarse una siesta después de comer, el horario comercial de las tiendas en Japón es continuo, mientras aquì cierran desde las 14:00 hasta las 17:00.

Siguiendo hablando de horarios, es inevitable decir que los italianos y los españoles tienen un sentido del tiempo un poco especial, y por eso se acaba con retraso. No toda la gente siempre llega con retraso, pero es algo que no molesta de manera increible como en otro paises, asì que cuando se pregunta un horario para encontrarse con los amigos, por ejemplo, es probable que no se dice un horario preciso, sino algo como “alrededor de las 12” o “a las 12 / 12.15, más o menos…”.

Los coches en Japón guian como en Inglaterra, con guia a la derecha, mientras en Europa la guia está a la izquierda asì que es mejor tener cuidado en las calles. En las calles, en España y en Italia la gente cruza el paso de peatones si no viene ningún coche aunque el semáforo está rojo. De contrario, los japoneses esperan hasta que cambie el semáforo a verde, aunque no viene ningún coche.

En la parada de los autobuses, no se hace cola estrictamente para esperar al bus, mientras los Japoneses esperan haciendo cola sin falta. Si no haces cola, piensan que eres mal educado.

lost

Si se toma el tren en Japón, se tiene que conservar el billete hasta que se salga de la estación, porqué hay tornos donde picar el billete tanto en la entrada como en la salida. Por eso, no se puede salir de la estación sin el billete. Y cuando se compran los billetes, en Tokio hay demasiadas estaciones y líneas, además no hay zona y se paga de manera distinta cada trayecto. Por el contrario, en Italia y en España parece mas sencillo, solo se sube con el billete y se sale cuando se llega al propio destino, y el precio no es distinto por cada parada que haces.

Los italianos y los españoles hablan de una manera muy movida y con muchos gestos, y se suele hablar tanto con la voz como con las manos. La gente tiene esta costumbre tan arraigada que suele gesticular también cuando habla al movíl, como si su interlocutor está allí en frente. Los japoneses, en cambio, suelen hacer reverencia muchas veces como forma de respeto, y por eso también al movíl suelen hacerla mientras hablan.

Además, se puede decir que los japoneses hablan con un volumen más bajo, y suelen escuchar todo lo que está diciendo el interlocutor sin interrumpirlo. En cambio, los italianos y los españoles hablan mucho, con voz alta, y suelen hablar al mismo tiempo que la otra persona.
La gestualidad de Europa del sur se ve también en el hecho de que se saluda a la gente con besos y abrazos, mientras en Japón hay más “espacio vital intimo” en la vida general y no se suele tocar a los demás.

lost2

En España si tienes un amigo que se llama María López no la llamas López sino María. Es decir, los españoles generalmente usan el nombre cuando llaman a alguien. Pero los japoneses hacen de forma distinta. Si tienes un amigo que se llama Kagawa Sinji, le llaman Kagawa o Kagawa-san o Sinji o Sinji-san. En japonés, hay varias posibilidades para llamar a los amigos: solo apellido, solo nombre, apellido o nombre con señor/ra.

Además, en japonés hay varias palabras que significan yo y tú y cada una tiene su matiz distinto. Estas parabras se usan de manera distinta, por ejemplo “watashi” es normal, “boku” es solo para chicos, “ore” también se usa solo para chicos pero es un poquito arrigante, “uchi” es solo para chicas un poquito tímidas y “washi” es solo para viejos.

Otra cosa es como se comunican los numeros. Los españoles y los italianos cuentan los números con ambas las manos. Los japoneses, en cambio, cuentan con una sola mano doblando los dedos.

Uno de los estereotipos de Japón es el que dice que es un país muy tecnológico. De un lado es verdad, pero una cosa que es comùn en Europa es pagar con tarjeta de credito en las tiendas, en los restaurantes y en la mayoría de los lugares aunque se compre algo muy barato. En Japón es muy dificil encontrar un sitio que la acepte, así que la gente paga todo en metálico. Además, los bancos cierran durante el fin de semana y durante la noche, y desde que el cajero para sacar dinero no se encuentra en las calles sino en el interior del banco, es normal para un japonés tener mucho dinero en la cartera.

En cambio, en Europa del sur hay bastante criminalidad en las calles y la gente tiene miedo si sale con demasiado dinero en la cartera. Pero es muy facil encontrar lugares que aceptan la tarjeta, y es facil también encontrar un cajero en las calles para sacar dinero.

Cuando se usa un ascensor en España y en Italia, es dificil que haya un botón para cerrar la puerta, mientras en Japón hay ese botón sin falta. Además, la manera de contar los pisos es distintos: no existe la planta baja en Japón, así como en los ascensores no hay el numero 0. Por eso, el numero 1 en Japón indica la planta baja, el numero 2 indica la planta 1, el numero 3 indica la planta 2 etc…

Otro instrumento tecnológico que se puede encontrar en Japón y que parece una maravilla para los extranjeros es el baño: la cantidad de botones que se pueden encontrar en un inodoro japonés es increible. Hay un botón para calentarlo, uno para hacer bidé, uno también para escuchar musica… En España y en Italia no se encuentran jamás. De verdad, también en Japón no se encuentran en todos los lugares, pero en general hay otra particularidad, o sea que encima de la cisterna hay un pequeño lavabo con grifo. Cuando se tira de la cadena, sale agua del grifo con la que se puede lavar las manos. Ese agua vuelve a llenar la cisterna. Es una manera de reciclar y sirve para no gastar demasiada agua.

lost3

Además, en Japón antes de tomarse un baño se hace una ducha, así que el agua del baño permanece limpia y la puede utilizar otra persona. El baño, entonces, se considera como algo para relajarse. En cambio, en Italia y España es más común ducharse, y cuando se hace un baño se usa la misma agua para lavarse y para relajarse.

lost4 losttEl valor estético de España y Italia es todo lo contrario de Japón. Aquí, cuanto más está bronceado, más está bonito. Pero en Japón cuanto más tu piel está blanca, más está bonito. Como en ambos casos las mujeres procuran ser más bonita: las españolas y las italianas van a la playa para tomar sol, es decir para broncearse, por contrario las japonesas no pueden ir a la playa sin crema solar. Y en verano, siempre llevan un paraguas especial para evitar tomar el sol.

Otra particularidad es que en España y en Italia no es mala educación sonarse la nariz, mientras en Japón cuando alguien está resfriado suele llevar una mascara médica para no contagiar a los demás. En cambio, en Japón no es buena educación estornudar con mucho ruido, tampoco sonarse la nariz, mientras en Europa del sur si alguien lleva una mascara médica es porque tiene una enfermedad muy grave.

Hemos presentado muchas diferencias entre España, Italia y Japón. Aunque las diferencias son muchísimas y seguramente hay muchas más que no hemos explicado (hay un montón en el mundo de la comida, por ejemplo), podemos decir que tanto los españoles y los italianos como los japoneses somos seres humanos, y muchas veces hacemos cosas solo porque estamos acostumbrados a hacerlas, casi sin sentido. Por ejemplo, en Europa del sur:

1-    Si cae la sal en la mesa, trae mala suerte. Despues de eso, se tiene que coger un poco de sal que se ha caido y echarlo con la mano derecha hasta el hombro de la izquierda.

2-    Si se rompe un espejo, trae 7 años de mala suerte. Por eso, ¡cuidado!

3-    Abrir un paraguas en el interior da mala suerte. Por eso es algo que no se hace, y si alguien quiere ver un paraguas suele abrirlo solo cuando ha salido a la calle. En cambio, los japoneses generalmente abren los paraguas en el interior para secarlos.

Por el contrario, en Japón:

1-    Si estás resfriado, te curas contagiando a alguien. (Pero, ¡ no intentéis contagiar a alguien con intención como cura!)

2-    Levantarse con la cabeza hacia el norte trae mala suerte. Se piensa que los muertos se levantan así.

3-    Si estornudas, es porque alguien esta hablando de tí. Dicen que si se cuentan cuántas veces estornudas, se cambia el rumor: 1 vez = buen rumor; 2 veces = mal rumor; 3 veces = peor rumor.

Y en vuestro país, ¿cuál es la costumbre mas particular que tenéis?

Anuncios

¿Qué salvarías en un incendio?

sombrero

Es verdad que no es el ejercicio de imaginación más apetecible del mundo. Después de nuestro pequeño debate en clase, cada uno de vosotros va a escribir en el apartado de comentarios la respuesta a las dos preguntas: si hubiera un incendio en tu casa y tuvieras que salir corriendo, ¿qué te llevarías y por qué? (Si alguien necesita un poco de inspiración, puede echar un ojo a las fotos de The Burning House).

(Foto: pinterest de sombrerosybanderas)

¿Por qué somos vegetarianas / veganas?

Colaboración de AGATA y ANTONIA

Introducción

¿Te gustan los animales? ¿Tienes o has tenido una mascota?

Si no te comerías a un perro, ¿por qué comerte a un cerdo o a una vaca?

¿Por qué la gente ama a sus mascotas, mientras come hamburguesas?

4.

Creemos que cada criatura con voluntad de vivir tiene derecho a vivir sin dolor ni sufrimiento. Los animales sienten dolor, placer, miedo, frustración y soledad. Queremos dar nuestro voto contra la crueldad hacia los animales, la degradación ambiental y el hambre del mundo mientras nos alimentamos saludablemente. Nos gustaria vivir en un mundo justo, respetuoso y moral.

Cuatro razones para ser vegetariano/a o vegana/o

1. EL MEDIO AMBIENTE. La producción de carne está contaminando y agotando nuestra reservas de agua potable, tierra fértil y aire puro.

El dióxido de carbono. casi un 1/5 de toda la producción de dióxido de carbono es causado por la cría de animales en gran escala.

Carne de vaca: 13.000g CO2 por cada Kg

Carne de pollo: 3.500g CO2 por cada Kg

Verduras: 150g por cada Kg

Disminución en el consumo de agua. Más de la mitad del agua se destina a la agricultura animal y puesto que los animales de granja producen 130 veces más excrementos que la población humana, sus desechos contaminan nuestras vías fluviales. La producción de un Kg. de carne consume alrededor de 18.500 litros de agua, mientras que una porción de arroz solamente necesita 100 litros.

Desmonte de bosques. Alrededor de 6.000.000 de hectáreas de bosques son talados por año para alimentar y almacenar animales, posteriormente empleados para consumo humano.

763

2. EL HAMBRE EN EL MUNDO. El 80% de los 5 billones de hectáreas de tierra agrícola se usan para la producción de productos animales, mientras que los productos animales solo representan el 17% del alimento. Un trozo de carne puede satisfacer 1/3 del hambre diario de solo una persona, mientras que la alimentación que es necesaria para este trozo de carne puede satisfacer las necesidades calóricas diarias de 10 personas.

3. LA SALUD. Eliminar la carne de tu plato disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares, cáncer y diabetes, que son 3 de las principales causas de muerte en el mundo. Una dieta vegana correctamente planificada puede contener todos los nutrientes que necesitas y también eliminar grasas saturadas, colesterol y tóxicos presentes en la carne, huevos y productos lácteos.

761

4. RAZONES MORALES.

  • Los animales deberían tener derechos.
  • No se comunican en lenguaje humano: necesitan que tú hables por ellos.
  • Los animales merecen vivir sin sufrimiento y explotación.
  • Los derechos de los animales no son sólo una filosofía, es un movimiento social que reta la tradicional visión de la sociedad en la que los animales no humanos existen sólo para uso humano.
  • Solamente los prejuicios nos hacen negarles a otros los derechos que esperamos para nosotros mismos.

Conclusión:

¡Con tan solo un bocado, tú puedes cambiar la manera en que los animales son tratados, ayudar al planeta y estar más sano!

Tu dinero es el único poder que tienes para cambiar el mundo. Tú puedes decidir qué productos y qué tiendas quieres subvencionar con tus compras.

¿Qué puedes hacer?

  • Intenta comer menos carne y lácteos.
  • No compres cosméticos testados en animales.
  • No compres ropa ni zapatos de piel.
  • Elige productos ecológicos.

¡Participa en un pequeño experimento y hazte vegetariano por un mes!

5.

Páginas web: People for the Ethical Treatment of Animals (PETA) es la mayor organización de derechos de los animales en el mundo, con más de 3 millones de miembros y seguidores; lista de cosméticos no testados en animales; restaurantes vegetarianos y recetas veganas.

Una vegetariana en España

Colaboración de RUVINI

Hace 7 años que soy vegetariana y durante este período muchas personas me han preguntado sobre el vegetarianismo, incluyendo mis razones, las ventajas y desventajas y más. Cuando  llegué a España me di cuenta que el concepto de una dieta sin carne es aún más raro aquí que en Australia y eso hizo que yo pensara más en el mundo del vegetarianismo. Con esta entrada del blog quiero compartir un poco sobre mi vegetarianismo e investigar las éticas del vegetarianismo en general.

Para empezar, ¿por qué me hice vegetariana? Debo deciros que no tengo motivaciones muy fuertes, mis razones son una mezcla de muchas influencias. Desde mi niñez no me gusta la carne por ejemplo cada vez que tenía que ir a una carnicería con mis padres me negaba a entrar porque me sentía mala cuando veía las reses muertas y las olía. Asimismo, cuando era niña no comía mucha carne, mucho tiempo solo pollo porque no me gustaba la sangre que se puede ver en otras carnes. Después, cuando era una adolescente aprendí que la industria cárnica es mala para el medio ambiente y los métodos de la crianza de animales pueden ser muy inhumanos. Sin embargo, hasta ahora yo no sabía mucho sobre esto y yo sé que es un debate controvertido; por eso he investigado un poco.

El medio ambiente

Según muchos expertos, una reducción del consumo de la carne es uno de las maneras más importantes para reducir el calentamiento global. Una publicación de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura de 2006 concluyó que la ganadería del mundo genera el 18% de las emisiones de gases de efecto invernadero, más que todas las formas de transporte del mundo, que contribuyen en un 13% [1]. Además la producción de la carne hace daño a través de la deforestación por utilizar la tierra para la ganadería, por ejemplo en la Amazonia contribuye un 17% de las emisiones [2]. También, el uso de agua para criar ganado es mucho más de lo que es necesario en muchas formas de agricultura.

Por el otro lado, no hay duda que hay problemas con algunas prácticas agrícolas también, asociadas con el uso de los pesticidas y los fertilizantes por ejemplo. Un argumento más es que si comes las frutas y las verduras que han cultivado con prácticas que no son sostenibles y locales, puede ser tan malo para el medio ambiente como el consumo de carne [3]. Para saber más, hay un resumen interesante sobre los productos de soja aquí. En mi opinión, estos problemas son importantes también pero en la actualidad no socavan el hecho de que la industria cárnica es generalmente mala para el medio ambiente.La crianza de animalesEste tema es uno que es muy importante para mí, porque no estoy cómoda con una industria en la que hay prácticas horribles para los animales. Es probable que muchas personas que comen carne prefieran no saber mucho sobre la producción industrial de animales de granja. La verdad es que muchos animales tienen vidas en jaulas pequeñas, no pueden moverse y no pueden ver el mundo afuera. Por ejemplo a menudo las cerdas, que producen la comida más popular en España, viven en ‘jaulas de gestación’ y son fecundadas toda su vida sin pausa hasta que mueren, como esta:

(Lo siento, pero aún esta no es la peor imagen)

Muchos animales son engordados hasta que no puede estar de pie:

Adicionalmente los procesos de matanza son inimaginables, a veces ellos son degollados y golpeados cuando están conscientes [4] (hay mucha más información en este sitio).

Estas prácticas ocurren en todo el mundo y por eso si tú comes carne sin acreditación como orgánica o ética, la probabilidad de que esos animales hayan sufrido en alguna manera es alta.

Pienso que este famoso video muestra las prácticas peores, pero debo avisaros que es muy gráfico. Aunque es de los Estados Unidos, como es descrito en el sitio anterior, las prácticas de la Unión Europea son igualmente horribles:

Pero me preocupo sobre mi salud

La dieta vegetariana es un aspecto contencioso y los expertos no siempre están de acuerdo sobre esto; esta página es un buen ejemplo. Podría usar muchos sitios web y libros para explorar este debate, pero pienso que la conclusión es sencilla: debemos reconocer que la carne tiene muchos nutrientes vitales en nuestra dieta, pero es posible recibirlos a través de una dieta sin carne. A veces puede ser difícil porque depende de tu cuerpo y por eso necesitas tener cuidado con tu dieta para asegurarte de que recibes todo lo que es esencial. No obstante, la proposición de que nunca puedes tener una vida saludable como vegetariano es una generalización demasiado grande.

Para concluir

Después de todas de estos argumentos, hay una cuestión más: ¿podemos hacer una diferencia con el vegetarianismo individual? ¿Tenemos que hacer este gran cambio?

En cuarto a la primera pregunta, yo creo que el vegetarianismo puede cambiar las industrias cárnicas del mundo. No tengo las estadísticas sobre los niveles de vegetarianismo y las industrias en los años pasados, pero mi experiencia anecdótica sugiere que podemos cambiarlas. En los 7 años de mi vegetarianismo he visto que la comida vegetariana se ha hecho más común en Australia. Hay muchas más opciones vegetarianas en los restaurantes y en las casas muchas personas cocinan sin carne a veces. Estoy segura que estas tendencias bajan el consumo de la carne y así, la importancia y el tamaño de la industria pueden cambiar también.

Además, pienso que si no puedes eliminar la carne en tu dieta, hay opciones para comprar carnes que son mejores para el medio ambiente y especialmente la crianza de los animales. La carne de los pollos y otros animales de granja puede ser mejor, por ejemplo. Si no nos gustan los hechos sobre la industria cárnica, es nuestra responsabilidad investigar y elegir la carne más ética que sea posible.

Con respecto a la segunda cuestión, es para cada persona: ¿qué pensáis? ¿Estáis cómodos con la industria cárnica ahora? ¿Sentís una necesidad de cambiar vuestras dietas?

Cosas que dicen de Madrid

Gracias a esta bonita ilustración de Gontzal Largo, ya sabéis algunas de las cosas que dicen de Madrid los que viven en Madrid: a lo mejor incluso las habéis oído a algún madrileño.

Ahora vamos a hacer lo contrario: una lista de las cosas que dicen de Madrid los que vienen a Madrid, o mejor dicho, los que han venido a Madrid y están aquí, por ejemplo, todos vosotros. A los madrileños les resultará interesante saber cómo ven la ciudad sus visitantes.

(Y si hay algún artista que prefiere ilustrar su punto de vista, es muy fácil incluir una imagen en los comentarios).

11.3, el día inolvidable

Colaboración de KAEDE

Introducción

El 11 de marzo de 2011 es un día inolvidable para todos los japoneses. A las 2 y 46 ocurrió un terremoto de nueve grados de magnitud, que es el más grande de todos los terremotos que ocurrieron en Japón. Murieron 15.872 personas y desaparecieron 2.769 personas, y casi todas las causas de la muerte son ahogamientos en el tsunami (una ola gigantesca). Las zonas rojas en el dibujo abajo (Iwate, Miyagi y Fukushima→ la región Tohoku) han sufrido mucho del terremoto y el tsunami.

Mi experiencia el 3.11

El 11 de marzo de 2011 yo estaba sola en el centro comercial y estaba mirando una tienda de ropa . Había mucha gente en la planta donde estaba yo.

Y a las 2:46 ocurrió el terremoto.

Al principio pensaba que era un terremoto normal porque los japoneses están acostumbrados a los terremotos, ya que el 10% de los terremotos que ocurren en el mundo durante un año ocurre cerca de Japón. Pero lo de 3.11 era diferente. Gradualmente se agitó más fuerte y todas las cosas que estaban cerca de mi traquetearon mucho. Al fin no podía estar de pie sin agarrarme al estante a mi lado. En los ojos de todas las personas que estaban allí se reflejaban la inquietud y miedo. El temblor duró 2 minutos. Al terminar el temblor, salí de la tienda y me dirigí a la estación. En la estación había muchísima gente porque el tren se paró por el terremoto. Yo intenté llamar a mis padres y mi hermana pero no pude hablar con ellos porque mucha gente también intentaba llamar a su familia o amigos y la línea telefónica estaba colapsada. Me sentí muy preocupada porque no había otra manera de saber de la seguridad de mi familia. Por eso decidí volver a casa a pie. Cuando llegué a casa, mi madre estaba mirando la tele. Y me sorprendió mucho la escena que emitía la tele y me quedé de piedra.

Luego, por fin mi padre y hermana volvieron a casa. Me tranquilicé pero unos terremotos pequeños y las noticias del problema de la central nuclear en Fukushima no me dejaban tranquila en realidad.

Un año y 5 meses después del 3.11

Este verano fui a Ishinomaki para la actividad voluntaria. Ishinomaki es la ciudad que sufrió mucho en el terremoto y donde han muerto 3.471 personas. Mi trabajo era cuidar a niños cuyos padres están ocupados porque tienen muchísimas cosas que hacer para restablecer la vida.

El centro de la ciudad parecía muy normal y no podía encontrar algo que me recordó el terremoto y tsunami. Pero cerca de donde me alojaba había un gran campo y en este campo había habido un pueblo pero se lo llevó el tsunami el 3.11. Y al lado del campo, había un basurero donde se ha puesto un montón de escombros (los coches, los materiales de construcciones, etc). Además, un puente al lado del basurero estaba roto por el tsunami y estaban construyendo un nuevo puente y carretera. Todo lo que vi en esta ciudad me causó una fuerte impresión y experimenté los desastres del terremoto.

Pero lo que me alegró era que los niños eran muy alegres aunque experimentaron un terremoto horrible en realidad. Espero que la vida de ellos se restablezca lo más pronto posible.

El futuro de Tohoku

Aunque hace un año y medio que el terremoto ocurrió todavía hay muchos problemas en la región de Tohoku y el gobierno de Japón no ha lanzado nuevas políticas efectivas para resolverlos suficientemente. Pero ahora mucha gente no solo en Tohoku, también en otras regiones de Japón y en otros países, están haciendo esfuerzos por la restauración de Tohoku. No sé cuánto tiempo tardará en recuperarse todo, pero estoy segura de que se restaurará todo y toda la gente en Tohoku recuperará la vida en paz en el futuro.

¿Los japoneses tienen sentimientos especiales hacia el lavabo?

Colaboración de IKUNO

Viviendo en España unos meses, he notado una diferencia entre Japón y España. ¿Qué diferencia he notado? Es la diferencia de lavabo y la manera de pensar sobre él. Se me he ocurrido una idea. Ésta es, como he titulado, “los japoneses tienen sentimientos especiales hacia el lavabo.” Sí, para los japoneses el lavabo no es el lugar sólo para hacer necesidades, sino que es para relajarse, estar cómodo, y a veces para entretenerse.

Por ejemplo, Washlet está muy difundido en Japón. Es la tabla que lava el trasero con agua templada y luego lo seca. En los años 80 se hizo famoso con el lema publicitario “Quiero lavarme también el trasero.” Antes se importaban de los Estados Unidos los productos que tenían esta función principalmente para vender a establecimientos médicos. Pero una compañía japonesa de toilets, TOTO prosiguió las investigaciones de este producto originalmente, y desarrolló un producto original, Washlet. TOTO esperaba una venta favorable en el público, y en efecto ha tenido éxito. Se puede decir que esto es porque a los japoneses les gusta la limpieza. También se generaliza la tabla con calefacción. En invierno a causa del frío cuesta mucho sentarse en la tabla, pero ésta resuelve el problema.

Además, para vergonzosas, TOTO ofrece Otohime (Princesa Sonido). Es un aparato puesto en cada cuarto de aseo en retretes públicos para mujeres, y hace el sonido del agua corriente. Como algunas mujeres (probablemente casi todas) no quieren que les oigan hacer sus necesidades, echan agua muchas veces para intentar apagar el ruido que hacen. Pero, con Otohime no necesitan hacerlo. El desarrollo de este producto sirve para reducir el consumo del agua. Tienen ganas de usarlo sin reservarse ni molestarse por otras usuarias.

Y para sorpresa de todos, existen videojuegos de lavabo. Una compañía de entretenimiento, Sega, ha establecido The Toylets en los servicios para hombres en algunos bares y algunas salas de juegos de Tokio. Los juegos usan sensores de presión y una pantalla de cristal líquido situada en el nivel de ojos, y miden la capacidad de corriente úrica. Los juegos incluyen uno que se llama Splashing Battle. Un usuario compite con otro, afortunadamente no directamente, en la fuerza de la corriente. La máquina recuerda la fuerza del visitante anterior y compara las dos. Uno que se llama Manneken Pis por la estatua famosa en Bélgica mide la cantidad. Bueno, como piensan todos, incluidos los japoneses, es una tontería y muy trivial. Desde luego la compañía que lo ha sacado no ha supuesto grandes ventas desde el principio. Es juguetón. Sin embargo, de las cosas que se ha mencionado más arriba, se entiende que los japoneses tienen sentimientos algo especiales hacia el lavabo. ¿Vosotros también pensáis así? ¿Cómo es el lavabo de vuestros países? ¿Qué sentimientos tenéis sobre él?

(fotografía)

El valor de un instante

Colaboración de ELISABETTA

Hace tiempo que mi mamá me envió un email que me conmovió. Durante el día ella suele enviarme correos de los más variados: con chistes, fotos tiernas, noticias interesantes o particulares. Dado que no tenemos mucho tiempo para hablar, aunque yo viva todavía en casa con mis padres, es su manera de estar a mi lado y hacerme partícipe de las cosas que le llaman la atención.

Ese día en particular, el email contenía un enlace para un video en Youtube. Yo le eché un vistazo, sin poner mucha atención, distraída, como siempre estoy, por muchas cosas que intento hacer todas al mismo tiempo.  Sin embargo, cuando empezó el video las dejé todas… cerré las otras pestañas en las que estaba trabajando, concentrándome en la música. Porque la música era todo. La música era increíble.

El video trataba de un hombre tocando el violín en una estación del metro… una imagen que todos estamos acostumbrados a ver cada día sin darnos cuenta. Siempre hay alguien tocando en el metro, en este lugar tan frio e impersonal; teatro donde solo actúan la prisa y la indiferencia.

Es uno de los símbolos que incorporan la cultura de nuestra época, un lugar de tránsito donde todos corremos hacia incontables direcciones misteriosas, perdidos en nuestros asuntos, nunca concentrados en el momento presente. Así que jamás hacemos caso a estos intermedios musicales y, sin embargo, a mi me pasa que me doy cuenta de ellos, porque por un momento, por solo un instante dejo de pensar en lo que tengo que hacer, olvido cómo me siento, si estoy triste, feliz, emocionada u agobiada. Solo escucho la música y me da una indescriptible sensación de esperanza y de solidaridad hacia el músico (sobre todo si el tío toca bien 🙂 ), pero al mismo tiempo me pone triste todo el contexto.

Bueno, la cuestión es que, esta vez, el violinista no era un artista callejero cualquiera…

… sino Joshua Bell, un famoso violinista americano, un niño prodigio que tocó como solista por primera vez a los 14 años en la Philadelphia Orchestra dirigida por Riccardo Muti.

En 2007 Joshua Bell se prestó para un experimento de sociología del diario The Washington Post sobre la percepción y las prioridades de la gente. Un viernes por la mañana, en el metro de Washington DC uno de los violinistas más talentosos al mundo, tocó de incognito durante 45 minutos, interpretando solo una de las piezas más complejas jamás escritas, en un violín Stradivari de 1713 llamado Gibson ex Huberman por valor de 3,5 millones de dólares (por curiosidad, estos violines, los más prestigiosos, se hacen en mi ciudad natal, Cremona, donde nació precisamente Antonio Stradivari…, pero esa es otra historia).

Al final Joshua Bell recaudó $32, solo seis personas se detuvieron para escucharlo un tiempo. Los que pusieron más atención fueron niños pequeños. El músico fue prácticamente ignorado por los demás, que siguieron caminando sin darse cuenta de nada. Cuando terminó de tocar, nadie aplaudió y no hubo ningún reconocimiento.

Dos días antes de la performance en el metro, Bell había agotado las entradas de un teatro de Boston donde los asientos costaban un promedio de $100.

Esta historia representa la prueba clarísima de un hecho en lo que muchas veces me fijo y que, creo,  igualmente hará pensar a muchos de vosotros: lamentablemente casi siempre logramos reconocer la belleza solo cuando tiene una etiqueta a su lado; la mayoría de las veces ignoramos las cosas mejores que la vida nos ofrece; estamos perdiendo la capacidad de reconocer el talento y las cosas que merecen de verdad nuestra atención. Estamos olvidando la manera de distinguir y apreciar el valor oculto de los sentimientos, de las sensaciones que enriquecen nuestra vida.

Quizá ahora miraréis con otros ojos a un músico en el metro… pensando que podría ser algún tipo famoso…, o tal vez os acordareis de que tenemos que intentar siempre reconocer y enterarnos de las cosas maravillosas que casi siempre están ocultas en un lugar no muy lejos de nuestra cotidianidad.

Aquí hay un artículo y aquí otro más sobre el experimento del Washington Post.

¿Lo sabías? Las cosas japonesas que nunca aparecen en la guía

Colaboración de SENA

Hay muchos extranjeros que visitan Japón para experimentar la cultura japonesa que es lo contrario de la occidental. Por supuesto, tenemos muchas cosas tipicas de Japón que hay que ver, templos, geisha, sushi….. pero también hay muchas cosas muy originales y a veces un poco raras que les sorprenden mucho a los extranjeros, aunque no aparecen en la guía. Si tienes oportunidad para viajar por Japón, hay que prestar atención a estos, así tu viaje será mucho mas divertido y bien aprovechado.

1.  Hora punta

En Japón, casi el 10% de toda la población (más o menos 13,000,000 de habitantes) viven en Tokio, la capital. Por eso, el tren por la mañana, cuando todo el mundo se dirige a su oficina, es horrible y casi siempre me mata aunque los trenes vienen cada 2 o 3 minutos y nunca llegan tarde.

Estoy muy contenta sobre mi vida en Madrid sin esto.

2.  Seguridad

Japón es famoso por su seguridad. Si yo camino por la calle sola a las 2 o 3 por la noche, nadie me molesta. Antes, cuando estaba tan borracha y estaba durmiendo desde 5 por la mañana hasta las 10 en el andén, no me pasó nada. Por eso, los japoneses duermen en cualquier lugar.

En el tren:

En la calle:

Especialmente, los empleados japoneses trabajan mucho, por ejemplo, es normal que trabajen desde las 9 por la mañana hasta las 12 por la noche. Por eso los japonese siempre tienen muchas ganas de dormir. Es muy lógico.

3. Love Hotel

En Japón, hay muchos hoteles que se llaman ‘Love Hotel’. No son hoteles normales sino que son hoteles solo para hacer el amor. Por una noche cuesta más o menos 60-80€ pero en las habitaciones están muy bien equipadas y tienen muchas cosas para crear un ambiente romantico.

Como un acuario:

Con tiovivo:

¡¡Como universo!!:

Como una cárcel:

Las habitaciones son muy variadas y todas tienen baño y ducha. Además, los Love Hotel no tienen recepción para que las parejas puedan entrar sin que nadie se entere. Y la salida y la entrada son puertas distintas, así se respeta nuestra intimidad.

4. Kaiten(girar)-Sushi

Hoy todo el mundo conoce la palabra sushi, es una comida tipica de Japón. Sushi es una comida muy sencilla, por eso, la calidad de los ingredientes (productos mariscos) es MUY importante. Aquí en Madrid, también hay muchos restaurantes japoneses, pero yo creo que, personalmente, es mejor comerlo en Japón porque está rodeado de mar por todas partes y abunda en mariscos.

Pero, en Japón, los restaurantes donde se sirve sushi son muy caros. Asi que si no tienes dinero, puedes ir a ‘kaiten-sushi ’. Ahí los platos se colocan en un transportador de banda que atraviesa el restaurante y pasa por cada mesa. La gente puede simplemente tomar el platillo de su elección de un flujo constante de sushi fresco que se mueve a través de un transportador de banda.

5. Tabla caliente (de aseo)

Esto es de lo que muchos extranjeros se enamoran. En invierno, ¿te pones tenso(a) cuando vas a sentarte en una tabla en el baño? Pero si estas en Japón, no te preocupes. Porque allí, todas las tablas están muy calientes y nunca tienes frío cuando te sientas. Además las tapas se abren y se cierran automáticamente. Cuando se celebró la último copa del mundo, Diego Maradona, el entrenador de Argentina, también pidió preparar esto.

La parte negra percibe nuestro movimiento y abre o cierra la tapa automáticamente.

6. Tecnología en la taberna

Cuando vas a ir a la taberna, no necesitas esperar hasta que el camarero venga para tomar el pedido en Japón. Porque puedes pedir cualquier cosa que quieras con este instrumento.

También puedes saber cuánto cuesta en total por ahora o si pagáis a escote, cuánto por cada uno. A proposito de taberna, en Japón, cuando pides un agua, nunca necesitas pagar. O en muchas tabernas o restaurantes, te sierven té japonés gratis. Generalmente, te lo llevan cuando vienen para traer la carta.

7. Hello Kitty

Poca gente lo sabe, pero ella es de Japón.

8. Tokyo Disney Land

Poca gente lo sabe, pero uno de los cuatro en el mundo está en Japón.

Por último, quería presentar un video muy divertido en el que un chico italiano experimenta las cosas japonesas. Es una serie de 5 partes. Lo siento mucho por no haber encontrado uno de español, pero vale la pena de ver. ¡Porque es muy chistoso!

Ahora, he presentado solo las cosas que no aparecen en la guía, pero también tenemos muchos edificios historicos, lugares muy culturales y todos son muy bonitos. Sobre todo, a la gente occidental, todo le parecerá muy distinto y será buena experiencia. Aunque se preocupa mucho sobre la radiación, las ciudades como Tokyo, Kyoto (otra ciudad muy famosa y más cultural que Tokyo) están muy lejos de Fukushima y seguro. Espero que haya gente que vaya a viajar por Japón después de leer mi artículo 🙂

Blog de WordPress.com.

Subir ↑