Colaboración de AMANDA

Yo estudio Psicología en la Pontificia Universidade Católica do Rio Grande do Sul (Brasil). En el semestre pasado, hice una practica en un Hospital Psiquiátrico y estudié mucho sobre la importancia de los síntomas psicóticos. Creo que es un tema interesante para presentarlo a mis colegas de español.

Clásicamente consideramos síntomas psicóticos todos los delirios y alucinaciones que rompen con la realidad. Es como si la persona viviese en un mundo que no existe (ve, escucha, siente cosas que no existen y tienen convicción de que son ciertos). Pueden ser vistos en cuadros de depresión, trastorno bipolar, intoxicaciones por drogas, estimulantes alucinógenos, como efecto secundario de algunos fármacos y siempre en la esquizofrenia.

Sin embargo, hay una diferencia entre delirios y alucinaciones.

Los delirios son creencias falsas – o sea, la persona cree y esta convencida de algo que no existe. Por ejemplo, una persona que esta convencida de que la policía le esta vigilando simplemente por la forma en que están aparcados los coches fuera de su casa. Hay algunos principales tipos de delirios:

  • erotomaníaco: otra persona, normalmente de un status superior, está enamorado del individuo;
  • grandiosidad: delirio de que tiene un poder o un talento extraordinario – se consideran superiores a los demás en diversos aspectos;
  • celotípico: delirio de que su compañero esta siendo infiel (todas las situaciones refuerzan sus ideas);
  • persecutorio: de que otra persona esta persiguiendo, espiando, envenenando (está siendo víctima de un complot). Ejemplo: piensa que el grupo de personas que esta a su lado esta hablando mal de él;
  • somático: preocupación por el cuerpo, tal como tener un tumor.

Por otro lado, las alucinaciones son alteraciones de la senso-percepción (de los cinco sentidos – puede ver, oír, sentir u oler cosas que en realidad no están presentes. Los principales tipos de alucinaciones son:

  • alucinaciones auditivas. Ejemplo: oír que la llaman por su nombre;
  • alucinaciones visuales: Percepciones visuales de objetos que no existen (pueden tener una forma específica o no). Ejemplo: rayos o personas;
  • alucinaciones táctiles. Sentir algo que no existe. Ejemplo: insectos caminando (muy frecuente en casos de dependencia alcohólica);
  • alucinaciones olfativas. Son las más raras, como sentir el sabor de algo.

Por tanto, es crucial que todos entiendan la principal diferencia entre delirio y alucinación: mientras en un delirio hay un estimulo externo (que es distorsionado de la realidad), en la alucinación no hay un estimulo externo (la distorsión es interna, en la senso-percepción).

Anuncios