Colaboración de OURANIA

Esta presentación es una introducción a la temática de la economía informal. Hoy en día es un tema muy popular, con toda la gente (políticos, académicos, media) hablando sobre el problema de la economía informal, junto también con los problemas de la economía sumergida, ingresos no declarados y la corrupción. También hay mucha confusión en el uso diario de todos estos términos que son distintos y no equivalentes. Antes de definirla, necesitamos entender que existen muchas percepciones diferentes y generalmente contradictorias de lo que es y lo que deberíamos hacer al respecto. Además, el debate sobre sus factores causales y el papel del estado sigue abierto. La definición de la economía informal es informada por estas percepciones que también han ido cambiando con el tiempo. En general, la definición más reciente dice que la economía informal incluye todas las actividades económicas de producción (para vender en el mercado, no para uso propio) que no están reguladas adecuadamente o están ocurriendo fuera del sistema oficial.

La economía informal tiene muchas dimensiones. En primer lugar, podemos verla desde el lado de los ingresos perdidos y ocultos (este punto está más relacionado con la economía sumergida en el contexto de los países avanzados), pero también desde el lado del empleo oculto. En segundo lugar, la economía informal es muy divergente, incluyendo muchas relaciones laborales diferentes, como trabajadores dependientes (asalariados), microempresarios o trabajadores por cuenta propia. Además dentro del autoempleo tenemos tipos diferentes, por ejemplo profesionales (abogados, médicos) y otros como vendedores ambulantes. De cualquier manera, es verdad que la economía informal es grande, persistente y está creciendo. Hay muchos países en desarrollo en que el empleo informal representa más de la mitad de la población activa.

Entonces ¿es importante por qué? ¿Por causa de su magnitud, de sus consecuencias en el mercado laboral, en la familia/sociedad (pobreza, inseguridad etc.), por causa de ingresos fiscales perdidos? Hay dos teorías económicas principales del lado de los países en desarrollo. La primera (dualista) teoría dice que el mercado laboral está segmentado entre trabajos buenos (formales) y trabajos peores (retraído, de baja productividad); las rigideces en el sistema causan el segmento y el problema. Esta teoría informó la primera definición de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que ve la economía informal como una economía separada y marginal, donde los pobres encuentran una red de seguridad. La segunda teoría (legalista) considera como la raíz del problema las regulaciones estatales inadecuadas. Así, los microempresarios operan en el sector informal porque las regulaciones de negocio son lentas, rígidas y costosas.

Ambos enfoques, a pesar de sus claras diferencias, coinciden en la que se puede describir la informalidad mejor como la falta de regulación por parte del estado y por tanto prescriben implicaciones políticas diferentes por parte del estado para corregir el problema. Los dualistas prescriben más intervención estatal, los legalistas menos. Ambos también tienen el individuo como el actor principal; es el individuo que decide entrar en el sector informal o está intentando sobrevivir así. El debate contemporáneo entre los economistas se centra en las causas y soluciones del problema de la economía informal. Para la nueva teoría dualista, un sector informal grande es como un indicador de ineficiencia. Los empleos asalariados formales están racionados y el mercado laboral está segmentado por rigideces. Entonces hay gente que está excluida del sector “bueno”. Ahora, las rigideces (impedimentos) se identifican como rigidez de salarios y poder de los sindicatos (que no permiten a las fuerzas del mercado laboral equilibrar la situación). Debido a eso, las reformas estructurales son necesarias, particularmente la flexibilización del mercado laboral. Para la nueva teoría del equilibrio, que está representada por muchos economistas del Banco Mundial, un sector informal grande es identificado como trabajadores por cuenta propia o microempresarios y puede reflejar una asignación eficiente porque es más fácil, menos costoso. Entonces las personas eligen entrar en este sector. En cualquier caso, si quisiéramos mejorar la situación, tendríamos que reducir las regulaciones y la burocracia de hacer negocios.

Pero hay también otro lado teórico que ve la economía informal como un proceso sistémico que está en transformación en esta era de la globalización donde tenemos el conflicto sobre la producción global y el trabajo local. Desde este punto de vista, el proceso de la informalización del trabajo es solo una forma de la precarización de las condiciones laborales. La precariedad laboral está aumentando en todo el mundo y en muchas formas de relaciones laborales atípicas, como contratos temporales, de tiempo limitado, con falta de garantía de condiciones socioeconómicas mínimas – por no hablar de trabajo infantil o trabajo forzado o “sweatshops”. Según esta teoría el estado no tiene solo un papel regulatorio, sino también un papel activo en la creación (o destrucción) de empleo decente. Como también el estado refleja hechos sociales diferentes y en este contexto es claro que la producción globalizada (quiero decir el capital global y las empresas multinacionales) está ganando la batalla.

Y para terminar, es verdad que los “sweatshops” son fenómenos antiguos, pero continúan existiendo y ampliando aún hoy. Como por ejemplo…

Rana Plaza (Bangladesh)

– fábrica de Nike (China):

screen-capture-46

Anuncios