Colaboración de SUSI

(En este texto se utiliza la arroba “@“ para referirse a todos los sexos y géneros, evitando la invisibilización de lo femenino.)

  1. Introducción

¿Alguien conoce la famosa película Rain Man (1988) con Tom Cruise y Dustin Hoffman como Raymond Babbitt (recibió entre otros un Oscar al mejor actor por su papel)?

Raymond Babbitt tiene el síndrome de savant.

  1. Definición del síndrome de savant

El denominado “síndrome de savant“ o “síndrome del sabio“ fue descrito por primera vez en 1789, después de que el médico Benjamin Rush descubriera que uno de sus pacientes mentales era capaz de calcular la edad de las personas en pocos segundos. A partir de entonces se ha estudiado insistentemente, pero la ciencia en este tiempo no ha podido explicarlo.

Se trata de una condición extremadamente rara y hasta el momento sólo 50 personas han sido diagnosticadas oficialmente con este síndrome – una cifra que de todos modos resulta inquietante. Mucho más si se tiene en cuenta que el 50% de l@s savants son autistas. En otras palabras, no tod@s l@s autistas tienen estos talentos geniales.

  1. Caso de estudio I: Kim Peek

Kim Peek con su memoria excepcional sirvió de inspiración para la película Rain Man. Peek era una “enciclopedia ambulante” que en su vida memorizó palabra por palabra más de 12 000 libros que había leído desde que sus padres habían empezado a leerle historias cuando tenía sólo 18 meses de edad. El hombre asombroso era capaz de memorizar dos páginas simultáneamente, usando cada ojo para leer una página distinta en un tiempo récord de 8 segundos. Aun así, le sobraba espacio en su memoria para recordar, entre otros, todos los códigos postales de Estados Unidos.

En este caso se revela la posible crueldad del trastorno, porque el síndrome paradójicamente también le incapacitaba para asumir por sí mismo tareas tan simples como comer u ocuparse de su higiene corporal. Asimismo, su coeficiente intelectual era inferior al coeficiente de una persona “normal” y apenas era capaz de vivir y sobrevivir por sí mismo.

  1. Causas y formas del síndrome de savant

Este síndrome se presenta cuando las personas con enfermedades mentales o daños cerebrales desarrollan habilidades extraordinarias en una o más áreas. En muchos casos esas capacidades se activan después de una lesión cerebral.

¿Pero cómo logran desarrollar memorias tan prodigiosas? El estudio de los cerebros de l@s savants mediante técnicas de neuroimagen ha revelado que la mayoría de l@s que sufren el síndrome tienen alteraciones en el hemisferio izquierdo de su cerebro. Por eso, gran parte de ell@s son también autistas. Para Darold Treffert, autor del libro Gente extraordinaria: entendiendo el síndrome savant, una posible explicación de su genialidad es que cuando el hemisferio izquierdo (el cual se desarrolla en un período más largo que el derecho) no funciona bien, el derecho lo compensa desarrollando nuevas habilidades, posiblemente reclutando el tejido neuronal que en condiciones normales se destina a otras funciones. Otra posibilidad, dice Treffert, es que la lesión en el hemisferio izquierdo destape habilidades que habían estado latentes debido a lo que se conoce como la “tiranía del cerebro izquierdo dominante”.

También se han identificado los campos en los que se manifiestan las destrezas o habilidades clásicas:

  • Cálculo de fechas. Algun@s de ell@s pueden memorizar calendarios completos y recordar datos característicos de cada día del año.
  • Cálculo matemático. Much@s pueden realizar complejas operaciones de matemáticas, instantáneamente y con enorme precisión. Hay quienes son capaces de realizar una división de hasta cien decimales en fracciones de un segundo.
  • Memoria prodigiosa. Son capaces de almacenar una enorme cantidad de datos, aunque presentan dificultades a la hora de utilizarlos.
  • Habilidades mecánicas y espaciales. Algunos pueden medir objetos o distancias de manera muy exacta, sin el uso de ningún instrumento. Memorizan con gran facilidad los mapas y las direcciones.
  • En algunos casos adquieren una destreza para aprender varios idiomas, así como para medir el tiempo sin ningún aparato. También desarrollan destrezas artísticas.
  1. Caso de estudio II: Stephen Wiltshire

Otra persona muy impresionante se llama Stephen Wiltshire. El británico también tiene síndrome de savant, aunque su genialidad se manifiesta de forma diferente. Este artista, más conocido como “la cámara humana”, es capaz de dibujar una ciudad completa, como por ejemplo Londres, Roma, Hongkong o Fráncfort, a escala y con una abundancia de detalles sin cometer ningún fallo y después de haberla visitado una sola vez en helicóptero en un vuelo de 45 minutos.

Stephen Wiltshire en Roma:

  1. Fuentes

La clase “Spezielle Themen der Kognitionspsychologie“ de Hiller en la Universidad de Innsbruck/ Austria en el Curso 2012/13.

Páginas Web: La mente es maravillosa: ¿Sabes qué caracteriza al misterioso síndrome del sabio?

Anuncios