Colaboración de PAUL

sems3

¿Qué es esto? No, no es el Ku Klux Klan, es un día ordinario en la Semana Santa en Madrid. Por eso, como tenía curiosidad por conocer más sobre estas procesiones por las que España tiene mucha fama, cogí mi cámara y mi guía y me puse en marcha hacia el centro. La guía de la Semana Santa en Madrid la había conseguido de mi profesora española (pero también puedes verla en la red) y había escogido la procesion más interesante con las imágenes más famosas.

Pues fui a la Calle Toledo n° 37, a la iglesia “Real Colegiata de San Isidro”, que está un poquito al sur de la Plaza Mayor. Cuando salí de la estación de Metro ya había bastante gente en las calles y estaban cerradas al tráfico para las proceciones. Pero yo pude pasar a la iglesia sin problemas. Es que la mayoria de la gente se interesa solo por las procesiones y no por la misa antes, pero como yo siempre voy a misa en la Semana Santa en mi país, tenía curiosidad por conocer las diferencias en España desde luego.

Pues ya la iglesia estaba bastante llena e intenté ir tan adelante como era posible en un lado para ver mejor. Y entonces vi la imagen al otro lado: “Nuestro Padre Jesús del Gran Poder”. Es una estatua del Jesús de tamaño natural que carga un cruz enorme. Pero lo más grande no es la estatua, que está situada en una base gigante que tiene bien 2 metros de altura y estaba adornada con candelas y flores claramente.

sems1

El transcurso de la misa no fue muy diferente de lo que había conocido (con lavatorio de pies…) pero lo más interesante empezó después de la misa: para las preparaciones de la proceción estaban corriendo personas con capirotes y algunas con otra ropa rara y algunas con sombreros que parecían como turbantes. Todos estaban afiliados a una hermandad. Es que cada imagen tiene su propia hermandad. Después de algún tiempo, cuando todos los hermanos estaban bien formados, y los hombres con turbantes que parecían ser los mozos de la imagen desaparecaron debajo de la base de la imagen, alguien golpeó con un martillo la base de la imagen. A la vez el rumoreo en la iglesia calló y se pudo oir el segundo golpe, y al tercer golpe con un corrimiento la imagen se levantó tambaleándose enormemente y la gente aplaudió. Luego se puso en movimiento, tambaleándose con cada andar de un lado al otro, y necesitó unos minutos para girarse en el pasillo principal de la iglesia. Después se paró en la mitad del pasillo, todo este proceso empecó con la otra imagen, que no había visto hasta ahí: La “María Santísima de la Esperanza Macarena”. Esta es también una estatua del mismo tamaño pero tenía aun más flores y candelas y María lleva una capa hacia el fondo y tiene un baldaquino. Y también tiene una hermanidad numerosa con ropa y capirotes de otros colores evidentemente.

Entonces, cuando todos estaban colocados en fila, la puerta monumental se abrió poco a poco y con los primeros haces de luz entrando de la calle se oyó un imponente rugido del gentío que estaba esperando desde hacía horas a este momento. Cuando la puerta estaba abierta completamente la procesión se puso en movimiento otra vez y salió de la iglesia durante el aplauso de la multitud cuando vio la primera imagen.

Yo corrí al lado hacia atrás y pude salir de la iglesia breve detrás de la banda de música y como anduve fuera de la puetra y pisé la rampa, que se habían construido para que las imagenes pudieran salir, a mí me embargó la emoción: en cualquier parte en que pude ver había gente, jubilosa y gritando, contenida con vallas y policías… Era muy impresionante.

sems4

Cuando los policías me dejaron pasar, seguí la procesión un rato y luego me mezclé entre la gente para cortar el paso de la procesión y verla otra vez. El ambiente estaba como después de un partido de futbol ganado. Cuando la imagen de María (Macarena) apareció, alguien gritó “¡Macarena!” y la multitud respondió “¡Guapa!”, y otra vez “¡Macarena!” – “¡Guapa!”, y la tercera vez: “¡Macarena!” – “¡Guapa! ¡Guapa! ¡Guapa!”. Y había gente que se puso delante de la imagen y cantó un cántico.

sems2

Después que la procesión había pasado, me cambié de calle para ir a la Plaza Mayor para ver otra. Tenía también una imagen de Jesús, “Nuestro Padre Jesús Nazareno ‘el Pobre'”, y una de María, “María Santísima del Dulce Nombre”. Y había además caballeros que montaron a caballos. Y las imagenes eran diferentes de forma que los mozos no estaban situados debajo la imagen sino que tenían barras extensas delante y detrás para cargarla, y por eso pude contar los hombres: eran 48 (¡cuarenta y ocho!). Las imágenes tienen que pesar mucho más de lo que había creído originalmente…

Saqué todavía algunas buenos fotos hasta que la batería de mi cámara se terminó, y entonces me fui a casa hacia medianoche, pero las procesiones siguieron algunas horas más…

sems5

 

sems6

 

sems7

Anuncios