Una historia con un antes, un ahora y un después, según la imaginación de cada cual. Sin límites, ni de imaginación ni de extensión. (En el apartado de comentarios, por favor).  🙂

grace-robertson

(imagen)

Anuncios