Colaboración de SACHI

Me gustan las bellas artes españolas. ¿Habéis estado en el Museo del Prado? Allì hay muchas obras maestras. En la planta baja se exponen las obras de Bosch y detengo la mirada en sus obras maestras. Voy a presentar mis favoritas.

Hieronymus Bosch (su verdadero nombre era Jeroen van Aken) es un pintor del primer perìodo de Flandes. Bosch procede de el nombre de su ciudad porque pasó casi toda la vida en esta ciudad. Su biografía es pobre en datos. Nace en casa de pintores, en Hertogenbosc, alrededor de 1450. Su padre, Anthonis van Aken, su abuelo, Jan van Aken y su hermano mayor, Goosen, son pintores. Se casa con la hija de una familia rica y entra en su círculo de amistades y despliega una actividad como persona importante. A petición de todas partes de Europa pinta numerosas obras, pero por desgracia se destruyen la mayorìa por influencia de la destrucción de los ídolos de la Reforma del siglo XVI. En la actualidad quedan casi 30 obras.

Hay muchas obras basadas en alegorías de la Santa Biblia pero estàn envueltas en misterio asociado con superrealismo. Los animales imaginarios en miniatura, la escultura gótica, le habían influido mucho. Felipe II había coleccionado la mayorìa de las obras preciosas desde el punto de vista de la cantidad y la calidad, hoy en el Museo del Prado. En 1504 Felipe el Hermoso, su abuelo, el marido de Juana, reina de Castilla, encarga a El Bosco tres series cuyo tema es el juicio final y Marguerite d’Autriche, su tìa abuela, tiene algunas obras de la tentaciòn de San Antonio por Bosch en su galerìa de arte en Malines. La casa de Nassau, Engelbrechts II y su sobrino Enrique III, encargan El Jardín de las Delicias. Cuando Felipe II domina los Países Bajos, estudiosos de las humanidades, funcionarios y nobles españoles se mudan allí y empiezan a coleccionar sus obras.

El Jardín de las Delicias
El Jardín de las Delicias

Una de ellas se llama El Jardín de las Delicias y la pinta de 1490 al 1510, cuando tenía entre 40 y 50 años. Su tamaño es de 220 ㎝ × 389 ㎝. Esta obra es la màs famosa y de mayor escala y la creó en su apogeo como pintor. Es un óleo pintado sobre tabla. Su forma es muy interesante para mí. Los rectángulos de los dos extremos ocultan el panel del centro, es decir, su constitución es como una luna de tres espejos. En el reverso de cada uno de los dos extremos pinta la Tierra (La Creación del Mundo), basada en la teoría heliocéntrica que era común en esa época, en un semicírculo de grisaille. En el panel de la izquierda Dios entrega a Eva como regalo a Adán. En el centro presenta un espectáculo que llama la atenciòn de la gente: hay desnudos, animales imaginarios, grandes frutas, estructuras amontonadas. En el panel derecho aparecen los pecadores que son torturados en el infierno. Probablemente la historia se desarrolla de izquierda a derecha, pero eso no es obligatorio. Esta obra ilumina la moral más que apeminar.

bosco pecados
La mesa de los siete pecados capitales

Los siete pecados capitales (120 ㎝ × 150 ㎝), de alrededor de 1480, también es una pintura al óleo. Felipe II la compra en 1574 y la lleva a El Escorial. Tiene un sentido moral: el fin de los pecadores. En el centro se representa a Jesùs, que trae la Redenciòn por su sacrificio. Debajo se lee una frase en latín. En la circunferencia se representan escenas mundanas de los sietes pecados capitales: agricultores peleando delante de las tabernas (ira), una dama engalanándose frente al espejo que sujeta el diablo (soberbia), las parejas flirteando con bufones (lascivia), un monje que duerme mientras la Fe trata de despertarlo (pereza), glotones y bebedores (gula), un juez que se deja sobornar por las partes (avaricia), un marido que seduce a otra mujer, los que envidian a los nobles y perros que desean huesos mayores (envidia). Arriba y abajo hay dos frases que expresan la desilusión de Dios. En los círculos de los cuatro rincones se representan la muerte de Jesús, el Juicio Final, el infierno y el paraíso.

La extracción de la piedra de la locura
La extracción de la piedra de la locura

La extracción de la piedra de la locura, 47.5 ㎝ × 34.5 ㎝, pintura al òleo: en un cìrculo se representa una escena satìrica y para explicarla, en la circunferencia se lee Maestro, extráigame la piedra, mi nombre es Lubber Das. Con el fondo de un vasto paisaje, un paciente ignorante intenta que le quiten su demencia. Un cirujano que se cubre con un embudo al revés representa él mismo la estupidez. Al lado un monje intenta desviar su atención, lo que implica que toma parte en el engaño absurdo e intenta crear una religión falsa. Una mujer a la derecha simboliza la ciencia y el conocimiento ignorados.

Si tenéis ocasión de ir al Museo de Prado, os recomiendo que los veáis.

Anuncios