Colaboración de AMÉLIE

La cultura del reciclaje

Ya hemos hablado una o dos veces del calentamiento global en clase y he pensado que sería un tema muy interesante para un artículo del blog. Este año en Madrid, tenía una antigua compañera de piso, Elena, que estudiaba un máster de ciencia especializado en el reciclaje. Cuando me presentó el objetivo de su máster, me explicó que la mayor parte del tiempo, la gente no entendía el interés de sus estudios. “¿De qué sirve?”, exclamaba la gente todo el tiempo. Me explicó que los españoles están muy poco educados en cuanto al reciclaje. No saben por qué es útil hacerlo ni como se hace la distinción entre los diferentes envases…

Cuando viajé a Alemania o a Suecia, hace dos o tres años, había pensado que era muy impresionante la manera tan organizada de reciclar las cosas en la cocina: una basura para los vasos, otra para el cartón, otra para los plásticos, otra para residuos orgánicos. ¡Era estupendo de verdad! Y la gente estaba acostumbrada a utilizar correctamente cada una.

Así he pensado que todo eso era una simple cuestión de educación. Si tenemos la costumbre desde nuestra infancia de recuperar las cosas de manera organizada, podríamos mejorar la situación del mundo. ¡Un pasito para el hombre, pero un gran salto para la humanidad! Como decía el gran astronauta que acaba de morir hace unos meses.

De un país a otro

¡Pero hay que tener cuidado, porque las reglas de reciclaje cambian de un país a otro! Cuando vine a Madrid, como en Francia, ponía los cartones en el contenedor de los plásticos como se hace en Francia. ¡¡Error!!

ab1

 

ab22

 

Por cierto, ¿no pensáis que si los contenedores azules afean la ciudad, no es porque la gente lleve muchas cosas a reciclar, sino por la política de reciclaje que hace que no se pase a recoger los envases bastante a menudo?

Por otro lado, las bolsas de plástico no se reciclan en Francia, mientras que en España, la gente tira los plásticos en bolsas de plásticos. En Francia, hay que echar los plásticos en el envase amarillo directamente en desorden… Creo que eso tiene que ver con las industrias de plásticos francesas y las españolas.

La nadería

Algunas personas piensan que reciclar no sirve de nada porque cuando vemos el estado del planeta, es estúpido pensar que echar un envase va a cambiar el calentamiento global. Me acuerdo de una discusión que tuve con una amiga que decía que eso tenia que cambiar a gran escala – es decir por arriba, con políticas. Explicaba que no teníamos que tener un partido verde – como “Les Verts” en Francia, “Europe Ecologie” en Europa, sino políticos verdes en cada partido. Eso no era el punto de discusión. ¡Claro que seria estupendo ver que cada partido político cuida nuestro mundo! No estábamos de acuerdo porque decía que lo que hace la gente que recicla no sirve de nada y que solo era para sentirse bien. Según ella, solo era útil un cambio profundo. A mi me parece que antes de esperar este gran cambio tan esperado, pues en lugar de no hacer nada, se podría empezar a cambiar las mentalidades y las costumbres de la gente. Porque al final, si los políticos integran políticas de medio ambiente un día, serán nuestras costumbres de vida que van a cambiar.

Aquí hay un pequeño video, si tenéis unos minutos, que da una visión interesante de “las cosas” que pasan:

(versión en español)

(versión original)

Ilusoria abundancia

En un libro que tuve que leer para una clase de Historia – Los Orígenes del Mundo Moderno, de Robert B. Marks, el historiador explicaba que desde la revolución industrial y con el progreso de la ciencia, intentamos ir más allá de lo que ofrece la naturaleza, siempre más. No dependemos del clima o del medio ambiente como antes porque podemos utilizar reacciones químicas para producir lo que se necesita para hacer evolucionar los elementos. Estamos en el “siglo de la abundancia”. ¿Pero hasta qué punto nuestro sistema va a funcionar así? Los recursos no son sin límite…

  1. ¿Que pensáis de la acción a pequeña escala? ¿Lo que hace un individuo os parece útil o inútil para la sociedad?
  2. Si es verdad que de momento (la huelga del 13-D lo ilustra), los Estados tienen otros problemas de gran importancia que solucionar, paro, deuda publica, …, ¿pensáis que los políticos pensarán a tiempo en el problema del medio ambiente, verdadera Espada de Damocles? 
Anuncios