Colaboración de MADELEINE

Todo empieza con el primer fin de semana del Adviento, el cual tiene lugar cuatro fines de semana antes de la Nochebuena. Con este finde empiezan los mercados de Adviento, se ponen las decoraciones de luz en las calles, se enseñan los grandes y decorados árboles de Navidad y el primer domingo se enciende la primera vela en la corona de Adviento.

En todas las plazas más grandes se puede encontrar mercados navideños, donde todo huele a castañas, almendras tostadas y a cacahuetes tostados. Se venden algodón de azúcar, manzanas glaseadas, frutas confitadas o frutas con chocolate caliente y todas las variaciones de galletas de Navidad. Pero la gente come también salado, como “Bosna” (las cuales se come como perritos calientes, pero son pequeñas salchichas blancas freídos con capa de mostaza, cebollas, perejil y curry), patatas al horno con una salsa de creme fraiche, beicon y queso, u otros tipos y variaciones de salchichas fritas. Todo el mundo puede encontrar algo adecuado, lo que prefiere.

Pero lo más importante, lo que no debe faltar, es el vino caliente navideño, el ponche o el “té del cazador” (“Jagertee”) que son irrenunciables para el Adviento y sirven muy bien para calentarse con todo el frío y la nieve.

Pero lo más importante para todos los niños, jóvenes y también para muchos adultos son los días del 5 y del 6 de diciembre, cuando viene el Nicolás con sus ángeles que dan las chucherías a los niños buenos y los “Krampusse” (que se disfrazan como diablos con un traje de pellejo largo y con máscaras esculpidas de madera con cuernos grandes, y cencerros en la espalda para hacer mucho ruido) que vienen para “sancionar” a los niños malos.

En estos dos días hay un montón de eventos diferentes de estos tipos, con desfiles muy grandes, llenos de estos monstruos. Porque en nuestra región es costumbre que estos diablos vienen para exorcizar a los malos espíritus, los cuales podrían atacar a las familias, a los animales de los campesinos o los paisajes. Además se disfrazan sólo hombres jóvenes que no están casados, por cuya causa es también un símbolo de la fertilidad cuando las figuras empiezan a fijarse en una chica.

Hay mucha tradición detrás, pero hoy en día es más un gran evento y cambia a ser una fiesta en lugar de conservar costumbres.

Hoy en día existen como equipos de estas criaturas (más de 50 grupos diferentes), los cuales cambian casi todos los años sus máscaras y trajes congruentes con un tema propio elegido. Y juntos se organizan grandes desfiles con música, fuegos artificiales y fiestas después…

Con posterioridad de estos eventos en los primeros días de diciembre, vienen los siguientes tres domingos para encender cada vez una vela más de la corona de Adviento. En este período casi todos los niños hornean galletas de Navidad, pan de especias y un dulce típico de Navidad con almendras, frutas confitadas y pasas con sus madres y abuelas.

Para nosotros el 24 de diciembre es el día principal de Navidad. Porque a esta cita llega a Alemania el niño Cristus para poner los regalos bajo el árbol de Navidad, para que los pequeños y los grandes puedan abrir todos sus presentes después de la cena de Navidad, antes de la misa de medianoche…

Anuncios