Colaboración de RAFAELA

El último día 27 de Octubre se celebró el centenario del “Bondinho do Pão de Açúcar”, uno de los más importantes símbolos de Río de Janeiro, además, del Brasil y uno de los tantos paisajes que los brasileños se enorgullecen por tener. El “Pan de Azúcar”, a pesar de tener este nombre, no se lo puede comer ya que es un gran morro, con 396 metros de altura, situado en una península del Océano Atlántico, conocida como Bahía de Guanabara.

Hay varias explicaciones para el origen de este curioso nombre. Algunas personas creen que es porque el morro tiene una forma muy similar a los largos conos de punta redondeada donde solía ser enviado el azúcar para Europa a lo largo de los siglos XVI y XVII. Para otros, el nombre en realidad deriva de “Pau-nh-acuqua” que significa la alta colina en la lengua de Tupi-guaraní, usada por los indígenas Tamoios.

El teleférico de cristal que llega hasta la cima del Pan de Azúcar es lo que en portugués se llama “bondinho” y fue inaugurado en 1912, el primero de Brasil y tercero del mundo. Algo como esto ya existía en España y en Suiza. La inauguración del Pan de Azúcar tuvo gran repercusión nacional e internacional por muchos motivos: el desafío tecnológico para la época, las dificultades de acceso al área de los morros, la originalidad de la obra y la falta de mano de obra con experiencia en este tipo de construcción en Brasil.

Personalidades famosas ya dieron sus paseos en el Bondinho y marcaron para siempre la historia de uno de los paisajes considerados más lindos del mundo. Entre ellos están el científico Albert Einstein, el expresidente de los Estados Unidos de América, John Kennedy, el cantante Sting y la actriz Brooke Shields. Además, el bondinho ya sirvió como escenario para importantes localizaciones cinematográficas, como para la película Moonraker del agente secreto 007, James Bond, en 1979.

Actualmente, la visita media diaria del “bondinho” del Pan de Azúcar es de dos mil personas en la temporada baja y llegando hasta seis mil personas en la temporada alta. El día 2 de enero de 2010 se registró un récord de 9.849 personas en un solo día. La tendencia es que con la preparación de la ciudad y de Brasil para la Copa del Mundo de Fútbol de 2014 y para Juegos Olímpicos de 2016, este número solo aumente todavía más. Hasta hoy casi 37 mil personas ya estuvieron en el “bondinho”. Los extranjeros que visitan hoy el Pan de Azúcar representan el 47% del número de turistas y los brasileños suponen el 53%.

Anuncios