¿Hay algo mejor que un falso amigo? Pues dejando claro que hablamos de los falsos amigos lingüísticos, mejor que uno, muchos. Eso es lo que encontramos en la web de Falsos Amigos, en la que con mucha gracia y talento Ignacio Aguirre está construyendo una entretenida colección.

El primero de ellos es un clásico entre los españoles que aprendemos inglés: confundir soap con nuestra rica y caliente sopa, con los delirantes malentendidos que ello suele provocar:

También el alemán tiene una palabra que, a primera vista, cualquier español supone que entiende perfectamente, Alt, pero que no significa alto:

La web de Ignacio es joven todavía: ¿le ayudamos a encontrar más falsos amigos? ¿Quieres participar en crear una buena lista? Entonces deja en los comentarios esa palabra española que tú veías (o ves) tan parecida a una del portugués, del francés, del rumano, del italiano, ¿del polaco también?, ¿del húngaro?, ¿del turco? … y que resulta que significan cosas ¡bastante diferentes!

Anuncios