Colaboración de LUCIE

-¿Qué? ¿Gwastell Vreizh? ¿Qué significa?

-¿Tú no conoces esta lengua? Lengua típica de una parte de Francia, de mi querida Bretaña: el bretón.

El bretón se habla esencialmente en el oeste de Bretaña, pero poca gente lo habla. Se pierde a lo largo de los años, qué pena ¿no? Para que sepáis un poquito más de esta lengua, aquí pongo el himno de Bretaña con la traducción en francés (no tiene traducción en español). Podéis ver al mismo tiempo que escuchéis la bandera de Bretaña con algunos símbolos de la región.

Un poco extraño para pronunciar de verdad pero todavía no sabéis qué significa Gwastell Vreizh. Nada que ver con lo anterior, sí con Bretaña porque Gwastell Vreizh literalmente significa pastel de Bretaña. Voy a daros la receta del pastel muy típico de mi región que se encuentra solamente en Bretaña. ¡Exclusividad para vosotros! Qué suerte, ¿no?

Se llama Kouign Amann y es un pastel cuya base principal es una masa de pan básica, para darle sabor y jugosidad se le incorpora una gran proporción de mantequilla y azúcar. Lo sé, es muy muy graso, por lo que es necesario consumirlo con moderación, aunque resulte difícil.

Ingredientes: 500 gramos de harina de media fuerza

12 gramos de levadura fresca

250 ml. de agua

200 gramos de mantequilla con sal

200 gramos de azúcar

Elaboración: Elabora la masa como una masa de pan, disuelve la levadura en un poco de agua tibia y mézclala con la harina, añadiendo el resto del agua. Amasa hasta obtener una masa fina y homogénea. Haz una bola con ella y ponla en un cuenco ligeramente enharinado, cubre con film transparente y deja elevar durante una hora.

Deja la mantequilla a temperatura ambiente para después amasarla y tener la mantequilla con textura de pomada. Cuando la masa se haya elevado, pásala a la mesa de trabajo enharinada, extiéndela con el rodillo como si fueras a hacer una pizza, reparte la mitad de la mantequilla por la superficie, espolvorea un poco menos de la mitad del azúcar y procede al plegado, de un extremo al centro de la masa y cubriendo este con el otro extremo. A continuación dobla la masa por la mitad, como si cerraras un libro.

Amasa de nuevo con el rodillo y repite la misma operación, extiende mantequilla, azúcar y pliega. Envuelve esta masa con film transparente y déjala reposar en el frigorífico una hora aproximadamente, hasta que la mantequilla vuelva a endurecerse.

Precalienta el horno a 200º C y unta un molde con mantequilla, espolvorea un poco de azúcar. Extiende la masa dándole la forma del molde y colócala en él. Espolvorea la superficie con azúcar.

Cuando el horno esté a la temperatura adecuada, introduce el pastel y hornea durante media hora aproximadamente, hasta que el Kouign Amann esté dorado y caramelizado.

El Kouign Amann se toma caliente o templado así que lo ideal es hornearlo poco antes de servir el postre.

¡Qué rico !

Ahora sabes cocinar este pastel pero pienso que la mayoría de vosotros no fue a Bretaña. Y si queréis cocinarlo tenéis que saber a qué se parece esta región. Entonces que admiráis este paisaje que a mi, me parece uno de los mas bonitos de Francia.

Bretaña, no es solamente la comida muy rica, paisajes maravillosos, es también una ciudad (Saint Malo) donde vivo, donde hay las mareas mas importantes de Europa que pueden dar miedo pero son espectaculares. No perdéis esta oportunidad de verlas si vais en Bretaña sobre todo en invierno.

Anuncios