Colaboración de BETTY

El piragüismo, o más habitualmente llamado Canoe Kayak, es el deporte que practico. A menudo, la gente imagina saber lo que es este deporte, pero es un poco más complejo. Para presentarlo, voy a hacer una comparación con el esquí, deporte más conocido de todos.

La primera gran diferencia, es que existen 2 tipos de embarcaciones. En esquí existe el esquí y el snowboard por ejemplo. En piragüismo, tenemos el kayak y la canoa: el primero se hace sentado en el barco, con un doble zagual. En canoa estamos de rodillas, con un zagual simple.

En esquí hay diferentes disciplinas, y en piragüismo es lo mismo. Y yo practico el slalom, que consiste en una carrera contrarreloj donde los participantes tienen que seguir un recorrido compuesto de 18 a 25 puertas, de color rojo o verde. Hay que pasar entre las puertas sin tocarlas, en el sentido de la corriente para las verdes, y en el otro sentido para las rojas, a contracorriente. Cada toque supone una penalización de 2 segundos, y una puerta atravesada de manera incorrecta son 50 puntos de penalización. Las penalizaciones se suman al tiempo realizado que se convierte a puntos (1 segundo = 1 punto).

Pero ahora, voy a contar la historia de una carrera, como si estuvieras en mi embarcación.

Imagina la salida de una carrera de slalom internacional. Los 40m3 de agua por segundo en el río parece una crecida. Estas sentado en una embarcación de 10 kilogramos, aunque algunos movimientos de las aguas son como tornillos gigantes…

… estás tan concentrado que no entiendes el ruido estrepitoso del agua que baja. Piensas solo en estas 25 puertas, en las trayectorias que no debes fallar. Piensas sobre todo en este lugar clave, donde numerosos adversarios han puesto fin a varios meses de entrenamientos en pocos segundos. Ya el estárter electrónico emite sus cincos sonidos. Al quinto es para ti…

… la primera parte del recorrido está trazada para romperte los brazos desde el principio. Al borde, los hinchas se agitan, te animan, pero tu no entiendes todavía nada. No has atravesado la puerta y ya piensas en la siguiente….

… llegas a la mitad del recorrido, sin tener un toque todavía. Los músculos de los brazos empiezan a destruirse. Tu cuerpo está quemando a pesar de los pocos grados del río. Por fin, el momento clave llega, y tienes que estar muy lúcido para salir bien. Más que en otro lugar, un error y tu equilibrio está en peligro. Sabes que la victoria se juega aquí…

… ya, lo has conseguido. Ahora tranquilizado, redoblas el esfuerzo y energía, con tus pobres brazos que están casi paralizados. Tendrías que estar concentrado hasta el final, la falta puede llegar en la última puerta. Ya la ultima esta enfrente, y es el momento del sprint final de 10 metros hasta la llegada…

…10 metros, una eternidad. Ahora entiendes a todos tus hinchas que gritan, te aplauden. Miras la tabla de resultados y ves tu nombre en primera posición…

Vívelo con una cámara embarcada:

En este deporte, tenemos que jugar siempre con nuestro equilibrio. Y pasa que algunas veces, incluso los campeones, nos caemos. Como regalo, os doy un muestrario (empieza en el segundo 35):

 

Anuncios