Colaboración de SAMANTHA

 

He decidido hablar de un tema que siempre me ha encantado y ahora que estudio Educación Infantil más que antes: el Bilingüismo. Creo que es un fenómeno que se ha producido en estás últimas décadas en toda Europa y no con menos fuerza en los demás continentes. Se sabe que grandes masas de la población por motivos laborales o turísticos se desplazan de una zona a otra conservando su propia lengua y entran en contacto con otra cultura de lengua distinta, también aumentan el número de matrimonios bilingües y todo esto lleva a ese fenómeno. Las parejas de nacionalidad diferentes se preguntan: ¿qué idioma debo utilizar con mi bebé?

¿ Qué es el bilingüismo ?

El bilingüismo o bilingüalismo se define como la habilidad o capacidad para hablar y comunicarse en dos idiomas diferentes. Bilingüismo significa hablar, leer y escribir en dos idiomas distintos e implica también tener la capacidad de comprender el sentido de lo que los demás pretenden comunicar por medios verbales o escritos. Sólo cuando ambos criterios se han cumplimentado se puede afirmar que el sujeto es realmente bilingüe. Ello hace que el proceso del bilingüalismo tenga implícito no sólamente la asimilación de los símbolos verbales y gráficos de la nueva lengua, sino que permita la comunicación con aquellos que la hablan.

Tipos de bilingüismo

Existen diferentes tipos de bilingüismo y se pueden clasificar en base a la edad en que se introduce el bilingüismo:

  • Bilingüismo en la primera infancia: cuando la segunda lengua es introducida antes de los 3 años.
  • Bilingüismo infantil: cuando la segunda lengua es introducida después de los 3 años.
  • Bilingüismo tardío: cuando la segunda lengua es introducida después de la pubertad.

Sólo en los 2 primeros casos se puede considerar que la persona posee ambos idiomas como lengua materna. La edad en que sea introducida la segunda lengua tienes algunos efectos muy importantes sobre el desarrollo y el funcionamento del cerebro.

Existe también una clasificación que se basa en el dominio de la lengua medida a tráves de 4 capacidades: comprender, hablar, leer y escribir. El nivel de dominio del idioma varia para cada persona así que tenemos:

  • Bilingüismo equilibrado: si la persona entiende, habla, lee y escribe de la misma manera en ambas lenguas.
  • Bilingüismo dominante: el dominio en una de las 2 lenguas es mayor que en la otra.
  • Bilingüismo desequilibrado: (típico de los inmigrantes) la lengua materna se convierte en la lengua secundaria mientras que la lengua aprendida se convierte en aquella dominante.
  • Bilingüismo pasivo: en una lengua se desarrollan todas las competencias mientras el otro idioma es entendido sin hacer un uso activo.

Para las parejas monolingües puede parecer injusto no disponer de un modo natural de ofrecer a sus hijos lo que consideran el “don” de conocer 2 idiomas. No obstante, existen familias que hacen todo lo posible para que sus hijos crezcan con 2 idiomas y en este caso hablamos de bilingüismo artificial y se puede recurrir a colegios internacionales, canguro extranjera o niñera inmigrante hablante nativa de la lengua que los padres quieren para su hijo o clases de lengua extranjera adaptadas a su edad.

El desarrollo del lenguaje en el niño

El registro de lo que un niño puede expresar en palabras es siempre menor que las palabras que puede comprender. En este sentido, la expresión verbal externa (lenguaje activo) siempre va a ser mucho más limitada que la comprensión real que el niño tiene de su lengua materna, esto es lo que se conoce como lenguaje pasivo.

Sucesión evolutiva de la conducta del lenguaje – Gessell –

NIVEL de MADUREZ

COMPORTAMIENTO

Nacimiento

4 semanas

Pequeños ruidos guturales, atiende al sonido de la campanilla

16 semanas

Murmullos (gorjeo), ríe y vocalización social

28 semanas

Laleo (silabeo o balbuceo), vocaliza y escucha sus propias vocalizaciones

40 semanas

Dice 2 o más palabras

18 meses

Presencia de la jerga; nombra dibujos

2 años

Usa frases y comprende ordenes sencillas

3 años

Usa oraciones y contesta preguntas sencillas

4 años

Usa conjunciones y comprende proposiciones

5 años

Habla sin articulación; pregunta ¿Por qué?

 

El proceso de aprendizaje del lenguaje comienza mucho antes de que el niño sea capaz de emitir su primera palabra. Hay un período en el que van a madurar las estructuras fono-motoras; todos los autores coinciden en señalar que lo característico del período sensitivo es que se forman las estructuras psicológicas básicas de la lengua. También la lactancia es una etapa de preparación en la conformación de las estructuras básicas de la lengua, momento en el cual se inicia la recepción y diferenciación de los sonidos.

Bilingüismo e inteligencia    

Normalmente se dice “no eduque a su hijo en el bilingüismo o le creará problemas”. La preocupación de que dos lenguas puedan tener un efecto negativo en las destrezas cognitivas de una persona tiende a expresarse de dos modos diferentes:

  • algunos tienden a creer que cuanto más aprende alguien y más usa una segunda lengua, menos destreza tendrá en su primera lengua.
  • a veces hay la preocupación de que la capacidad para hablar dos lenguas puede ser a costa de la eficiencia cognitiva.

Desde el principio del siglo XIX hasta los años 60 del siglo pasado, la creencia dominante entre los investigadores era que el bilingüismo tenía un efecto perjudicial sobre el pensamiento. Se llegaba a decir que los monolingües eran superiores a los bilingües basándose en los tests de inteligencia.

Una pregunta frecuentemente realizada es si el cerebro de un bilingüe funciona de manera distinta comparado con el de un monolingüe. ¿El lenguaje se organiza y se procesa diferente en el cerebro del bilingüe? Esta pregunta no tiene una verdadera respuesta, los investigadores están aún trabajando. Aunque la relación entre el cerebro y el bilingüismo es un campo de estudio muy importante, el estado actual de conocimientos es inseguro.

El niño con dos idiomas

Los niños que crecen con dos idiomas disponen de una oportunidad única de adquirirlos y disfrutan de un acceso potencial a los tesoros de dos culturas y pueden además convertirse en adultos muy competentes desde los puntos de vista lingüistico y cultural, con lo mejor de ambos mundos. Aunque son niños especialmente privilegiados, la presencia de dos idiomas puede plantearles problemas en todas las etapas del aprendizaje. Los niños se encuentran en una posición en la que se ven expuestos a más de un idioma sin haberlo elegido; nosotros (adultos) elegimos mientras los niños no deciden vivir esa experiencia.

El bilingüismo ¿ una ventaja ? (desde Repubblica.it)

Un estudio revela que si mamá y papá hablan idiomas diferentes, el niño desarrolla capacidades cognitivas mejores respecto a los coetáneos monolingües. Crecer en una casa en la cual se hablan dos idiomas favorece que el niño posea capacidades cognitivas más ágiles respecto a sus coetáneos. Es la conclusión de un estudio publicado sobre PNAS y conducido por el Profesor Jacques Mehler junto a Agnes Kovacs de la Escuela Internacional de Estudios Avanzados de Trieste. Los niños expuestos a dos idiomas, desde pequeños desarrollan estrategías de aprendizajemás flexibles.

Desde hace mucho tiempo el profesor Mehler, director del laboratorio del lenguaje, cognición y desarrollo de SISSA, estudia la plasticidad del cerebro que permite aprender dos o más lenguas. En ese estudio han sido observados bebés de 12 meses evaluados en un trabajo que mide el control de las funciones ejecutivas. Aún antes de hablar, un niño expuesto a dos idiomas desde el nacimiento es capaz de distinguir la lengua de su padre y la de su madre, aprendiendo normas lingüísticas más rápidamente que un niño monolingüe. Su cerebro es más dúctil y entrenado para distinguir los estímulos de idiomas diferentes. Al año, el cerebro de un niño bilingüe desarrolla funciones ejecutivas de mayor, pero eso no significa ser más inteligente, solo más entrenados. El cerebro humano tiene una enorme plasticidad y no se confunde ante estímulos diferentes. Desde los 7 meses hasta los 12, hay un progreso y un niño bilingüe aprende a dirigir tareas más difíciles y a adquirir y distinguir estructuras lingüísticas diferentes.

Nunca es demasiado pronto para empezar ni tampoco demasiado tarde. Pero un niño pequeño aprende más rapidamente otro idioma, de manera más natural y espontánea. Además, empezar muy precoz tiene muchas ventajas: aumenta la probabilidad que el niño aprenda la segunda lengua sin acento, como un verdadero nativo y el aprendizaje de otros idiomas en el futuro será más sencillo. Los adultos aprenden los idiomas más rapidamente que un niño porque sus dotes de análisis y de memoria están más desarrolladas. Pero los adultos deben tener más motivación ya que se desmoralizan fácilmente mientras que los niños no lo hacen ante los errores. El bilingüismo no crea confusión o retraso en el niño sino que supone una ayuda para el desarrollo. La mezcla de los idiomas puede aparecer pero es un período transitorio o tiene un caracter discursivo: o sea, es una estrategía y motivado para explicar lo que quiere decir.

Para desarrollarlo hay tres principios fundamentales:

  • POSIBILIDAD, proveer un ambiente lingüístico rico (ej. una lengua/una persona).
  • NECESIDAD, el bilingüísmo debe ser útil y constante.
  • PLACER, todo debe ser en el respeto del niño.

Sobre el bilingüismo hay varios estereotipos como por ejemplo hablar más tarde o no hablar bien ninguno de los idiomas; todos estos estereotipos influyen muchísimo a los padres. Hay 4 cuestiones fundamentales:

  1. ¿Hay diferencias entre niños monolingües y bilingües en el desarrollo cognitivo?
  2. ¿Hay diferencias entre niños monolingües y bilingües en sus capacidades de comprender las necesidades comunicativos de los demás?
  3. ¿Cómo se pueden explicar esas diferencias?
  4. ¿Hay también diferencias en el desarrollo del lenguaje emotivo?

Los niños bilingües tienen un vocabulario más reducido en cada idioma con respecto a los monolingües pero la comprensión de la estructura lingüística es mejor. La adquisición de las competencias de literacy en esos niños depende de la relación que exista entre los dos idiomas. Los niños bilingües comprenden más rápidamente que un problema de comunicación puede ser un problema de comprensión lingüística.

Las investigaciones demuestran que el bilingüismo precoz es una experiencia significativa con efectos positivos sobre el desarrollo del niño. Es una fuerza positiva que va a mejorar el desarrollo cognitivo y lingüístico, mejora la capacidad de los niños de resolver los problemas y mejora el desarrollo socio-cognitivo en el sentido de que facilita la comprensión de las diferencias y de las perspectivas de los demás, incluido también las dificultades del lenguaje.

Mi experiencia en la Bbschool 

El año pasado trabajé en la Bbschool (Bilingual British School), una nueva escuela bilingüe (italiano/inglés) que ha abierto en Bergamo, mi ciudad. La Escuela Bilingüe británica es una guardería bilingüe y escuela primaria también, para niños de tres años de edad hasta el quinto año de la escuela primaria y está abierto a todas aquellas familias que creen que el inglés tendrá un papel clave en el futuro de sus hijos.

Estudios médicos recientes han demostrado que, en efecto, la plasticidad natural del cerebro en los primeros seis años de vida permite a los niños adquirir un “natural” conocimiento y habilidades que perdurarán por el resto de sus vidas. Pero, ¿qué es más hermoso que aprender jugando?

Especialistas en el campo de la educación y psicología infantil están de acuerdo en reconocer que el mejor método de enseñanza, especialmente en niños en edad preescolar, se identifica con el juego. En la BBSchool la segunda lengua es adquirida por los niños al imitar, como es el caso de la lengua materna, a través de actividades diarias, de juego y con ejercicios fonéticos.

La Escuela Bilingüe británica es una escuela multirracial y multicultural donde todos los niños sin discriminación de raza o religión comparten una diversidad cultural y lingüística que representa el punto de partida y la fuerza de todo el grupo.

El objetivo principal de BBSchool es acompañar al niño en un aprendizaje gradual del idioma inglés, hasta que el comando completo del mismo llega a una jurisdicción que es la lengua.

En la escuela infantil la lengua italiana se sustituye gradualmente por el idioma inglés. Los niños comienzan a tener sentido de la realidad en inglés no con la mediación de la producción en varios idiomas a través de la traducción, sino por imitación. Los niños tienen dos registros lingüísticos de los que extraen espontáneamente según las circunstancias. La exposición en los dos esquemas fonéticos a una edad temprana representa un estímulo cognitivo importante, lo que permite la reproducción perfecta en ambos idiomas. Los estudios científicos demuestran que el aprendizaje de dos idiomas diferentes activan áreas del cerebro atróficas que contribuyen de otra manera a largo plazo al desarrollo de una mayor flexibilidad y velocidad de los procesos cognitivos.

Desde mi trabajo me parece una experiencia muy significativa para los niños y una ventaja más. ¿Y vosotros, qué pensáis?

Anuncios