Colaboración de MATTEO

Las procesiones son importantes eventos religiosos de la Semana Santa en España. En resumen, una procesión es una marcha de personas que caminan en orden por la calle. Normalmente comienzan en una iglesia y vuelven, al final del camino, a la misma iglesia. Esa tradición es antigua y tiene raíces en la Edad Media; en muchos países, durante los últimos años el tamaño de estos eventos se ha visto muy reducido por diversos motivos. Sin embargo las procesiones de la Semana Santa en España son conocidas en todo el mundo.

La organización de estos momentos está a cargo de distintas hermandades, cada una con sus ocupaciones. Los principales protagonistas son los costaleros y los nazarenos. Los primeros se ocupan de levantar y transportar pesadas estatuas, llamadas pasos, durante todo el camino. Estos pasos son obras de gran valor que cada año se sacan de las iglesias donde están guardadas y se enseñan a la gente; por su tamaño son necesarias decenas de costaleros para cada paso, repartidos entre quien la está llevando y los sustitutos.

Ese trabajo no es sencillo: los costaleros deben tener mucha fuerza y entrenarse durante el año para estar bien coordinados. En el video está claro como esos hombres pueden avanzar solo con pequeños pasos.

Los nazarenos siguen la procesión llevando velas o cosas similares y se identifican fácilmente por sus vestiduras: una túnica y el capirote de forma cónica.  El color de sus uniformes puede variar según la procesión entre el blanco, el negro, el gris y más colores.

Uno de los aspectos que más impresiona durante una procesión es la atmósfera que se crea: el silencio y la música, la oscuridad y las velas dan la impresión de estar en otro mundo. 

Las grandes procesiones que se pueden ver en España son espectáculos increíbles que merece la pena visitar. Para los creyentes están cargadas de sentidos religiosos y de oraciones, sin embargo también para quien no cree puede ser una experiencia inolvidable.

Anuncios