Colaboración  de MARIE-THERES

Aunque vivo bastante lejos de mi pueblo de nacimiento desde hace casi tres años y me gusta conocer otras culturas y países, extraño todavía algunas tradiciones y fiestas que hay en mi pueblo.

Un día muy especial que atrae a muchos turistas cada año es el “Viehscheid”. Este festivo tiene lugar durante la primera semana de septiembre. Los campesinos cuyas vacas estaban en una montaña durante el verano vienen con su ganado al valle. Si todo fue bien para el ganado y el campesino, es decir que no hubo accidentes y ninguna vaca se murió durante el verano, las vacas tienen coronas de flores y campanas grandes alrededor de sus cuellos. El campaneo se puede escuchar en todo el pueblo. Por la noche siempre hay una fiesta grande con mucha cerveza y música tradicional y toda la gente viene con la ropa tradicional.

Otra tradición interesante se realiza durante el carnaval. El martes durante la semana de carnaval, el “Butz”, que es un hombre con vestido muy colorido, barre con una escoba delante de las puertas y de los pies de la gente durante todo el día. Esta costumbre se refiere a la peste del siglo XVII que costó la vida a un tercio de los habitantes. Después de la epidemia, el conde dio una bandera a un chico del pueblo y le dio la tarea de organizar una procesión cada año para conmemorar los muertos, y también como dibujo de un nuevo comienzo. Con la escoba que tiene el “Butz” quiere limpiar el pueblo de la peste.

Por la tarde, el “Butz” se va a la plaza delante de la iglesia, dónde ya están esperando algunos hombres con grandes banderas que reflejan la bandera que el conde dio al chico. Uno de ellos agita su bandera tres veces y dice que la gente se reune en este día con las costumbres tradicionales: alegría, amistad y honra. Después, el “Butz” se muere ab aprupto por la peste. Después los hombres quitan el muerto de enmedio y la peste se aplica a eliminada.

Anuncios