Colaboración de JEANNE

¿Estás harto del frío?

¿Quieres viajar, pero no quieres ser un turista ordinario?

¿Quieres descubrir África con sus paisajes increíbles, su cultura, y sus habitantes?

¡Soleil Africa está hecho para ti!

Soleil Africa es una asociación humanitaria constituida sobre todo por estudiantes de mi escuela (INSA de Toulouse), pero quien quiera ayudar es bienvenido. El objetivo es suministrar electricidad a edificios públicos en Mali (hospitales, escuelas…) mediante paneles solares.

Durante todo un año tienes que buscar dinero. Debes contactar con empresas para que os subvencionen, vender pasteles, joyas malienses, encargarte del guardarropa en fiestas estudiantiles, etc. Estáis también unidos a CSO, una asociación francesa que opera en Mali que os ayudará en vuestro proyecto. Esta asociación os dirá lo que se necesita ahí, según lo que han pedido los habitantes, y después decidís con vuestro presupuesto lo que podréis hacer.

 A finales de junio comienza la aventura. Os vais por un mes a Mali. Allí os encontraréis a los Malienses que forman parte de CSO y tras muchas horas de viaje,  llegaréis a vuestro destino: Sangha situado en el país Dogon, una ciudad donde os  quedaréis casi todo el tiempo. Llega el momento de mostrar tus dotes de “manitas”. Tendrás todo, los cables, los paneles, las lámparas (y mucho más), ahora solo habrá que arreglar todo, con las pocas herramientas con las que contarás. Por ejemplo una escalera puede convertirse en una chica en los hombros de un chico y él a su vez estar en una silla, ¡y esta silla estar sobre una mesa! De la misma manera puede parecer dificil hacer un hoyo sin electricidad. Pero no te preocupes, todos los problemas tienen solución.

Después de algunos dias, todo estará listo y solo habrá que probar. ¡Si tenéis suerte, debería hacerse la luz!

Os dejo una foto del equipo de 2010, con nuestro primer panel, en el hospital de Sangha:

Una vez que hayáis terminado todas las instalaciones, podréis empezar a visitar. Pero primero habrá que descansar antes de la excursión. Por eso podrás jugar con los malienses al 151 (un juego de cartas), cocinar con ellos, beber té (¡¡¡cuidado, es muy amargo!!!) y mucho más.

Después de unos días, ya está, podréis partir. Y ahí empezarán los 15 km diarios, durante una semana. ¡Será una ocasión perfecta para descubrir paisajes increíbles y sacar un montón de fotos! Os dejo las mejores a mi parecer:

Por fin podrás descubrir una cultura muy rica, y pienso, desconocida. Las fotos siguientes muestran la fiesta que hubo cuando estábamos ahí, porque el Hogon, el jefe del pueblo para los animistas, murió 2 meses antes. Entonces era como un homenaje durante una semana.

Sin embargo, ahora ir a Mali puede ser peligroso, porque hay raptos de voluntarios por gente que no quiere que Mali tenga demasiada influencia de Europa. Entonces deberías planificar tu viaje con tiempo para que no ocurra ningún imprevisto.

¡Que disfrutes de unos de los más bonitos países del mundo!

Anuncios