Colaboración de LAURA

Hoy quiero comunicar algunos aspectos de Bélgica, un país conocido por su capital que desempeña el papel de centro de Europa Occidental y por su falta de gobierno pero no lo suficiente por sus propias características, que son dignas de atención.

Mi motivación es la siguiente: a través de mi experiencia de estudiante Erasmus, me di cuenta que mucha gente ve Bélgica como una mezcla de los Países Bajos y de Francia, es decir, sin mucha personalidad. Por lo tanto, quiero compartir una visión diferente del país donde vivo y expresar su particularidad en distintos niveles.

Para empezar con algunas informaciones generales, el Reino de Bélgica cubre una superficie de más de 30.000 kilómetros cuadrados y tiene acerca de 11 millones de habitantes. Sorprendentemente, su densidad de población es similar a la de Japón e India.

Pero la primera cosa que quiero que recordéis es que en este país, hay tres idiomas oficiales: neerlandés, francés y alemán. Es cierto que el inglés es ampliamente utilizado, sobre todo en Bruselas que reúne empresas internacionales. Sin embargo, esta lengua no pertenece al patrimonio nacional.

Esto genera una organización compleja en las siguientes áreas: política, economía, sociología y cultura. De hecho, aparte de la dificultad de comprensión, cada comunidad lingüística posee sus costumbres y su modo de vida, lo que genera la obligación de tener respeto y, a veces, de hacer concesiones para poder convivir.

Además, a pesar de su pequeño tamaño, es importante que sepáis que Bélgica ofrece varios paisajes: el mar en el Norte y las montañas en el Sur, sin olvidar el centro llano.

Desafortunadamente, el mal clima que define el territorio belga lo hace poco atractivo para los extranjeros: efectivamente, llueve mucho durante todo el año y el cielo suele ser gris. En consecuencia, los turistas viajan más hacia los países vecinos y no toman el tiempo de hacer un desvío por Bélgica.

Por último, noté que pocas personas conocen personajes famosos belgas. No obstante, el país está lleno de personalidades que marcaron su Historia. Para nombrar algunos, comienzo con el químico, industrial, filántropo y político Ernest Solvay, que descubrió el proceso Solvay: principal proceso industrial para la producción de carbonato de sodio. En un campo totalmente diferente, el arquitecto Victor Horta también tiene una excelente reputación: es el líder indiscutible del Art Nouveau belga. Finalmente, es bastante relevante mencionar el autor de cómics Hergé, muy famoso por “Las Aventuras de Tintin”, teniendo en cuenta la última película realizada por Steven Spielberg.

Todo lo que espero ahora es que seáis conscientes de estas diversas facetas de Bélgica.

¿Queréis saber de qué tratan las polémicas actuales sobre la organización gubernamental belga? Hace una semana, el país salió de la crisis política más larga de su historia. En realidad, el Rey designó a Elio Di Rupo como líder de un gobierno de coalición compuesto por seis partidos políticos. La pregunta es si este socialista francés pondrá en marcha las reformas discutidas y respetará los compromisos que tomaron demasiado tiempo para ser alcanzados.

(Procedencia de las fotografías: 1, 2, 3, 4)

Anuncios