La verdad es que por mucho que cantemos las maravillas de Madrid, siempre hay cosas que se echan de menos cuando uno deja su país y se viene a vivir aquí para una temporada, ¿no?

A menudo oigo a los estudiantes lamentarse de que en Madrid es difícil encontrar pan de diferentes variedades. Pues bien, esta semana hemos visto en la clase un reportaje sobre Francisco Fernández, panadero vocacional y dueño de Viena Lacrem.

Francisco explica cómo “la cultura de la pistola” mató -nunca mejor dicho- a esos panes antiguos que él se ocupa de recuperar en su obrador, como la hogaza, el pan candeal o la torta de aceite. Todos ellos se pueden comprar en su tienda de la calle Santa Brígida, 6 (ver el mapa), además de otros muchos que él incluye entre sus favoritos: el pan de centeno con miel, centeno con cerveza negra o el pan de regaliz y hierbabuena. ¡Ah! Y también hace dulces, como el delicioso bizcocho de chocolate que Alice y Marcelo me trajeron el otro día para que lo probara (¡gracias!).

[help]

Si os pasáis por Viena Lacrem, por favor, dejad un comentario para decirnos a todos los demás qué habéis comprado y cuáles son vuestras recomendaciones.

¿Alguien conoce alguna tienda o establecimiento en Madrid que todo estudiante Erasmus debería conocer? En los comentarios podéis darlo a conocer al resto. ¡Se agradecerá mucho!

[/help]

Anuncios