Colaboración de ANA SOFIA ( ELE 9 )

Como casi nadie conoce mi ciudad, voy hablaros un poco de ella. Oporto es la segunda ciudad más importante de Portugal y se encuentra en el litoral norte del país, por lo que, en verano, me gusta mucho pasar los días en la playa con mis amigos, aunque la agua del mar sea un poco fría. Me encanta Oporto porque es una ciudad pequeña (¡sólo lo supe cuando me apercibí de la inmensidad que es Madrid!) y antigua. Entonces tiene un amplio patrimonio histórico muy bonito, por lo que su centro histórico ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Me encanta pasear en la ciudad, donde voy mirando la Torre de los Clérigos (realizada por Nicolau Nasoni), la Casa de la Música y la Fundación Serralves (dedicada al arte contemporáneo, que es el museo más visitado de Portugal), el Mercado del “Bolhão”, el Palacio de la Bolsa y el Palacio de Cristal. Es muy bonita también la vieja marginal, Ribera, donde se pueden avistar las bellas cinco puentes que están sobre el rio Duero; cerca de ella están las bodegas de vino conocidas por su vino de Oporto.

Una de las tradiciones más conocidas en Oporto es el “S. João”, una fiesta popular, en Junio, donde las personas van para la calle con sus martillos, comen caldo verde, borona y sardinas y a la media noche hay fuego de artificio.

Y porque somos jóvenes e también es importante, la noche en Oporto es agitada,  divertida y longa! Hay discotecas, pero me gusta más los bares y las calles animadas, donde se puede beber unas copas y pasar una buena noche con amigos.

La gastronomía es muy buena y tradicional. Las comidas que más me gustan son los variados platos de bacalao, el arroz de pato en el horno y la “francesinha”, que es el plato más famoso que es un sándwich con varias carnes, cubierto con queso y una salsa especial (un poquito picante).

(Todas las imágenes son de Ana Sofia).

Anuncios