UNA VEZ MÁS, la Universidad Autónoma ha dado muestras de su hondo interés lo mismo por los idiomas que por la música, y además ha unido ambas disciplinas a su conocida tradición festiva.

Todos los años, antes de iniciarse las vacaciones, el Rector invita a la comunidad universitaria a un concierto, seguido de una copa de Navidad. De la primera parte del acto se encarga el Coro Universitario. Después, cuando las bebidas ya circulan entre los asistentes, llega el momento de que todos ellos canten unos “villancicos populares”, como se indica en el folleto que cada año se envía.

En un acto con público tan diverso, con españoles y no españoles, y con tanta alegría en el cuerpo (llegan las vacaciones, nos va a tocar la lotería…), lo lógico es cantar en todos los idiomas posibles. Y aquí llega el problema: cuando los extranjeros invitan a los españoles a acompañarles en algún villancico en francés, en italiano, en inglés o en vete tú a saber qué, se quedan todos como mudos y se vuelven tímidos como niños.

Por esta razón, la universidad decidió este año contratar a un animador de lujo para ellos. David Fonseca se presentó en la fiesta con este video para ayudarles a ganar confianza, poco a poco, repitiendo christmas todas las veces necesarias y, según he oído, los resultados fueron espectaculares…

Anuncios