EN EL POST ANTERIOR  nos dimos una vuelta, a ritmo de tango, por las tierras donde este baile nació, es decir, por el Río de la Plata (esta vez lo vemos desde el aire).

No nos alejamos de aquella zona, pues he encontrado la historia de una estudiante de español con una gran duda originada precisamente allá:

Buenos Aires

Para mí, esto demuestra varios hechos: que el sentido común de los niños es aplastante, que cada estudiante es único y que los profesores (como los padres) debemos ser abiertos y estar listos para cualquier cosa.

Y ahora que lo pienso, ¿por qué Buenos Aires se llama “Buenos Aires”? ¿Por qué no se llama “Buenos Días” o “Buenas Noches”? ¿Alguien, por favor, sería tan amable de hacer una pequeña investigación y dejar la respuesta en los comentarios? Gracias…

Anuncios